Su actividad pedagógica estuvo ligada a dar forma a la nueva escuela soviética, en el cual debería de estar ligada a la moral y ética comunista.

I

Antón Makárenko, nació el 13 de marzo de 1888 en Belopole, provincia de Jarov, Ucrania, de una familia de obreros. Con la revolución rusa, realizó una transformación de la educación. Impulso la práctica educativa con los mismos desempeños que había desarrollado en la colonia Gorki. Su propuesta es la escuela del trabajo, como una nueva forma de educación que afirma que todo conocimiento se desprende de la actividad práctica – productiva. Su actividad pedagógica estuvo ligada a dar forma a la nueva escuela soviética, en el cual debería de estar ligada a la moral y ética comunista.

La finalidad de la educación de Makárenko es formar al hombre nuevo, con una preparación integral con alta moral, con la capacidad de entregar su vida a la nueva sociedad, guiándose por los principios marxistas. El propósito de la educación es de defensa de la revolución comunista y de la formación de los mejores hijos que asuman la responsabilidad de liderazgo en los diversos campos de la sociedad inculcados con la práctica constante de solidaridad disciplina y sacrificio.

II

La enseñanza para Makárenko, es politécnica, los estudiantes deben familiarizarse con la producción agrícola e industrial. Plantea la formación de los 3 a los 7 años se considera para los juegos en un medio en el que se trabaje. De los 8 a los 13 años, incorporación en una comunidad de trabajo. A partir de los 14 años, se aprende en la fábrica.

Cuatro horas de fábrica, cinco de escuela, es una de las afirmaciones que sustenta la importancia de la práctica contante del educando, según Flores (2015). En las instituciones de Makárenko los horarios eran rígidos, donde queda claramente marcado el tiempo de estudio, trabajo productivo y descanso; se sabe que los estudiantes dedicaban cinco horas al trabajo escolar y cuatro horas al trabajo productivo, además había una disciplina férrea que obligaba a seguir las pautas marcadas desde arriba para establecer un fuerte control sobre los estudiantes. (p.74)

Los educandos leían mucho, tenían 4 horas en la fábrica más 5 horas en la escuela, practicaban el deporte y eran clasificados por sus conocimientos en política. Se desprende de esta afirmación que para Makákenko las actividades no estaban relacionadas, el trabajo y el estudio es diferente. Gonzáles (1997). Un trabajo que no vaya acompañado de una formación, de una instrucción política y social, carece de todo valor educativo y no pasa de ser un proceso neutro. Se puede hacer trabajar a un hombre todo lo que se quiera, pero si al mismo tiempo no se le educa moral y políticamente, si no toma parte en la vida política y social, entonces su trabajo no es más que un proceso neutro, desprovisto de cualquier resultado positivo. (p. 64)

La estrategia metodológica utilizada por Makárenko tiene estrecha relación con la ideología marxista como eslabón primordial de la educación. Se considera que el trabajo no es una actividad que va a cambiar o modificar su percepción de la sociedad socialista, más bien se convierte en un proceso generador de riqueza educativa y social. Gonzáles (1997). Ese desenvolvimiento espiritual, originado por un trabajo armónico, debe constituir la cualidad que distinga al ciudadano de una sociedad sin clases del ciudadano de una sociedad clasista. (p.65)

La escuela de Makárenko va más allá de impartir conocimientos de comunicación, matemática, ciencias sociales, literatura, etc., se complementa con cultura y política para aprender a sentirse parte de la sociedad socialista y a admirar la cultura, a través de las representaciones teatrales que tenían lugar en la comuna.

La educación colectivista es otro de los pilares de la propuesta de Makárenko, en lo colectivo es importante el papel del director y del docente como orientadores y encargados de dirigir a la colectividad. La educación colectiva empieza en las familias, la escuela es la que orienta para implementar el trabajo colectivo, se plantea de 7 a 15 miembros, bajo la responsabilidad de un jefe, los jefes deben reunirse periódicamente para decidir sobre los problemas diarios de la comunidad, para cumplir los objetivos de la colectividad se tiene que renunciar al individualismo y anteponer el interés común. Los castigos eran decididos y aplicados por los colonos, desde realizar un trabajo, arresto a pan y agua hasta la expulsión de la colonia.

Además, Trilla (2010) del trabajo colectivo, afirma: Esta se organizaba en destacamentos, formados por entre diez y quince colonos y cada uno con su jefe. El destacamento. Constituía la colectividad primaria a partir de la cual se organizaba la vida del colectivo completo de la colonia, que tenía como órgano de dirección al consejo de jefes. La forma de configurar los destacamentos fue variando en el tiempo, hasta que Makárenko llego a la conclusión de que la más idónea, eficaz y formativa de construirlos era integrando edades diversas: desde los más pequeños a los mayores. Simultáneamente, funcionaban también los que Makárenko llamaba destacamentos mixtos. Estos eran de carácter temporal, se formaban para tareas concretas y se disolvían una vez realizadas. Cada uno tenía también su jefe, que nombraba el consejo de jefes, de manera que prácticamente todos los colonos pasaran por la experiencia de dirigir a sus compañeros. Así, cualquier chico o chica podía tener temporalmente bajo sus órdenes a quienes dirigían los destacamentos permanentes. (p. 138).

Premio y castigo, es utilizado como principio de la educación de Antón Makárenko. El desenvolvimiento práctico del estudiante debe ser evaluado de forma constante y si fuera el caso premiado con un reconcomiendo frente a la comunidad educativa con la intención de incentivar al individuo y a los estudiantes de la escuela. La premiación debe darse en un acto formal, abierto y público, los premios deben ser consideraciones y permisos para actuar o participar en actividades culturales.

El castigo inicial con la llamada de atención, luego en colectivo se desarrolla la crítica, la suspensión y la separación del grupo. La asamblea es la que debe tomar todas las decisiones. El interés colectivo debe primar sobre lo individual, el método más importante es la disciplina que es primordial exigiendo el máximo respeto y esfuerzo de todo el grupo, la persuasión, la insinuación, la sonrisa y el humorismo son métodos próximos a la disciplina que también son considerados. En la práctica pedagógica, el trabajo colectivo sirve como influencia sobre la persona, las acciones de grupo son donde se plantean las responsabilidades.

III

La pedagogía de Makárenko, recae principalmente en el trabajo y la colectividad, para que influyan en la formación integral del futuro hombre nuevo, para crear una nueva sociedad socialista. La finalidad de la educación es inculcar en el individuo, los principios de la moral marxista, deben dejar de lado el individualismo y anteponer el interés social. La disciplina consiente debe ser factor importante para influir en la corrección y formación de la persona, las decisiones, la aplicación de roles, las funciones y los castigos son basados en tareas extras, arresto a pan y agua, como máximo castigo la expulsión de la comuna.

Para Makárenko, la instancia educativa fundamental, es el trabajo real, productivo y no con fines instructivistas. El pensamiento educativo de Antón Makárenko, nos lleva a considerar la importancia de sus planteamientos que deben rescatarse adecuando a nuestra realidad educativa. Son dos conceptos importantes que caracterizan a su pedagogía colectividad y trabajo. La colectividad como un fin y un medio.

Bibliografía

• Flores, A. (2015). Corrientes Pedagógicas y Educación
transdisciplinaria. Perú. Editorial San Marcos.
• Makarenko, A. (1978). Conferencias sobre educación Infantil. 2° Ed.
Argentina. Ciencias del hombre.
• Makárenko, A.S. (1977). La colectividad y la educación de la
personalidad. Moscú. Progreso.
• Makarenko, A. (1935). Poema pedagógico. Literatura Rusa. Goslitizdat.
• Makarenko, A. (1975). Problemas de la educación soviética. 1° Ed.
URSS: Progreso.
• Trilla, J. (2010). El legado pedagógico del Siglo XX para la escuela
del siglo XXI. 5° Ed. España: Grao.

Blog del autor: lacacta.wordpress.com

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

QOSHE - Pensamiento educativo de Antón Makárenko - Julian Lacacta
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Pensamiento educativo de Antón Makárenko

3 2 1
22.07.2022

Su actividad pedagógica estuvo ligada a dar forma a la nueva escuela soviética, en el cual debería de estar ligada a la moral y ética comunista.

I

Antón Makárenko, nació el 13 de marzo de 1888 en Belopole, provincia de Jarov, Ucrania, de una familia de obreros. Con la revolución rusa, realizó una transformación de la educación. Impulso la práctica educativa con los mismos desempeños que había desarrollado en la colonia Gorki. Su propuesta es la escuela del trabajo, como una nueva forma de educación que afirma que todo conocimiento se desprende de la actividad práctica – productiva. Su actividad pedagógica estuvo ligada a dar forma a la nueva escuela soviética, en el cual debería de estar ligada a la moral y ética comunista.

La finalidad de la educación de Makárenko es formar al hombre nuevo, con una preparación integral con alta moral, con la capacidad de entregar su vida a la nueva sociedad, guiándose por los principios marxistas. El propósito de la educación es de defensa de la revolución comunista y de la formación de los mejores hijos que asuman la responsabilidad de liderazgo en los diversos campos de la sociedad inculcados con la práctica constante de solidaridad disciplina y sacrificio.

II

La enseñanza para Makárenko, es politécnica, los estudiantes deben familiarizarse con la producción agrícola e industrial. Plantea la formación de los 3 a los 7 años se considera para los juegos en un medio en el que se trabaje. De los 8 a los 13 años, incorporación en una comunidad de trabajo. A partir de los 14 años, se aprende en la fábrica.

Cuatro horas de fábrica, cinco de escuela, es una de las afirmaciones que sustenta la importancia de la práctica contante del educando, según Flores (2015). En las instituciones de Makárenko los horarios eran rígidos, donde queda claramente marcado el tiempo de estudio, trabajo productivo y descanso; se sabe que los estudiantes dedicaban cinco horas al trabajo escolar y cuatro horas al trabajo productivo, además había una disciplina férrea que obligaba a seguir las pautas marcadas desde arriba para establecer un fuerte control sobre los estudiantes.........

© Rebelión


Get it on Google Play