We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

De presa a depredador

1 0 0
01.12.2019

Josemaría Gómez.

Bastaba con agarrarte fuerte para no caer y seguir en el camino. Entonces se empieza a mover y las chispas comienzan a saltar desde abajo. Es como un sonido endemoniado el que surge de los discos de metal al empezarse a mover. Si el azufre se pudiera oír, así gritaría. Como un rechinido que se te mete hasta los huesos como recordatorio constante de los peligros que vienen. Porque no es a La Bestia a la que hay que temer, sino a nosotros mismos.

Iban trepados como podían, arriesgando sus propias vidas en cada tramo de la vía. De verdad es un tren del infierno. Cualquier descuido y mueres aplastado por las gigantescas ruedas de metal.

Esperanza les dice “¡que Dios los bendiga!”, agitando la mano al despedirse mientras el tren va desapareciendo poco a poco en el horizonte. Es como si la esperanza se perdiera durante el viaje; pero aunque ya no la vean, ahí está. Esperanza es una de las patronas que les da comida en un tramo de la vía.

Hombres, mujeres, niños, viejos, todos apilados como carbón en los vagones. El tren es parado varias veces........

© HuffPost