We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Corrupción vasca, ni más listos ni más guapos

6 25 0
19.12.2019

Hace justo un año, el lendakari, Iñigo Urkullu, dijo algo que casi todo el mundo sabe pero que, a lo mejor, ignoran algunos vascos ultranacionalistas: “No somos más listos, ni más altos ni más guapos que nadie”. Era la fiesta de Navidad, la tradicional recepción a la sociedad vasca que ofrece el Gobierno vasco, y la relajada referencia del lendakari tiene gracia recordarla ahora, justo después de la sentencia que ha condenado a varios exdirigentes del Partido Nacionalista Vasco (PNV). Con esa condena, se ha caído el último falso mito del nacionalismo en España; primero se vino abajo el ‘oasis catalán’ y ahora ha ocurrido lo mismo con el ‘oasis vasco’. El mito del nacionalismo catalán consistía en presentar la política catalana como algo ejemplar, por el imperio del sentido común y el pragmatismo. El oasis catalán era la exaltación el ‘seny’; frente a la gresca habitual de la política española, en Cataluña, entre los políticos catalanes, primaban la reflexión y el diálogo. Ya ven cómo acabó ese carácter especial de conciliación y entendimiento…

El mito del nacionalismo vasco consistía en la limpieza y en la transparencia; la política del País Vasco, a diferencia de la española, jamás se había visto salpicada por un caso de corrupción. Mientras que en España se sucedían los escándalos con la misma frecuencia que entraban y salían los gobiernos, nunca en Euskadi se conoció un episodio de corrupción política. En aquel discurso de Navidad del lendakari, Urkullu dijo a continuación, refiriéndose a aquella imagen mítica: “No somos isla ni oasis, pero debemos preservar los mimbres de nuestra forma de hacer política”. Pues lo que sabemos ahora es que en el País Vasco no existe una forma........

© El Confidencial