We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Poitiers y el amor a la geometría

1 2 0
02.08.2019

¿Se imaginan caminar por una calle que cambia de color según sea el sentido de nuestra marcha? Parece un truco de magia, pero es una cuestión de matemáticas. Para ser más precisos aún, de geometría. Con ella como guía recorremos esta ciudad francesa.

A mí me encantan estos lugares donde las matemáticas “salen a pasear” casi a sus anchas. Antes que nada ubiquémonos de forma exacta. Poitiers está situada en la región Nouvelle-Aquitane (a unas dos horas de Burdeos), en el sur de Francia.

Yo me imagino –como mera hipótesis– a un profesor de matemáticas explicando los temas a sus alumnos por las calles de Poitiers. ¿Existe algo mejor que el aprendizaje in situ? Con este profesor imaginario (llamémosle Euclides) nos detendremos en cuatro paradas, algunas tan curiosas que tal vez desparezca aquella falsa leyenda sobre el aburrimiento de esta asignatura.

Primer tema: Una ecuación cromática

Comenzamos callejeando por su centro histórico. Una de sus calles, en uno de sus lados tiene una escultura al más estilo del poeta Ramón de Campoamor. Como les decía, cambia de color según la dirección por la que se camine. Por un lateral se ve azul. Por el otro: rojo. Y si uno es de letras –como yo- tiene que acercarse bien para resolver esta ecuación cromática: La clave está en los barrotes con forma de triángulos (equiláteros) y cada lado pintado de un color distinto que........

© La Verdad