We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Hay que rectificar el camino

2 4 0
21.11.2019

El regreso al poder del socialismo del siglo XXI en países tan importantes como Argentina y México, y las mortales embestidas que este hace a la estabilidad democrática vía insurrección urbana en Chile, Ecuador, Bolivia, Colombia, etcétera, demuestra el peligro vital que vive la democracia latinoamericana. Vivimos una coyuntura transcendental, o defendemos la democracia con todas las fuerzas, o la perdemos.

Ciertamente el balance es agridulce. Pero el escenario iberoamericano nos permite llegar a algunas conclusiones fundamentales:

1) La lucha es ideológica. No podemos caer en la banalidad de decir que ya no existe el clivaje izquierda- derecha, ciertamente no en su forma tradicional, pero persiste el conflicto democracia- totalitarismo, y quizás por casualidad o lo que se quiera, pero el totalitarismo está representado por el comunismo, transmutado en marxismo cultural y camuflado en el socialismo del siglo XXI.

2) En esta lucha ideológica no se puede andar con doble rasero, se está o no con la democracia. El pueblo agradece la claridad y firmeza ideológica, véase el ejemplo de las recientes elecciones de España, VOX, que no ocultó sus posturas ideológicas, fuel el gran éxito electoral, Cs que vaciló en definirse y adoptó un discurso melifluo casi desaparece.

3) Igual sucede en América latina, Bolsonaro, Abdo, La Calle, Giammatei, ganan. Los gradualistas Macri y Peña Nieto pierden. Piñera y Duque con sus posiciones ambiguas corren el peligro de seguir el........

© El Nacional