We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

‘El problema del acoso es terrorífico, está por todas partes’

5 11 1
29.04.2022

Según su acta de nacimiento, Melissa Ayala es moreliana, y vio la luz un 23 de mayo. En realidad, su madre la parió cinco días después, pero el trámite ante el registro civil era demasiado tortuoso y sus padres se negaron a emprenderlo. Le dirían a la niña, muchos años después, que tenía dos cumpleaños, el oficial y el verdadero; eso sería mucho más divertido. Curiosamente, Mónica García, su madre, había nacido también un 28 de mayo, e igualmente hubo un problema con su acta.

Óscar Ayala, su padre, servidor público de toda la vida, cambió de residencia varias veces debido a su trabajo. Con él llevó a su familia de Morelia a Pachuca y luego a Colima. Se avecindaron cerca de Manzanillo. Los niños nadaban con frecuencia en Boca de Pascuales, una playa cercana. Aprendieron a desplazarse con naturalidad en el agua en una escuela al aire libre. Después, los Ayala se mudaron a Puebla, y Melissa Ayala recibió junto con sus hermanos una educación multicultural, que más adelante fue de gran utilidad. “Cuando estaba en Colima quise ser bióloga marina y cuando viví en Puebla cambié a fisicomatemática”. En todas sus aspiraciones, sus profesoras y otras figuras femeninas fueron siempre un referente.

Ayala, inquieta, casi hiperactiva, perteneció a una organización estudiantil de mateatletas, presidió otra integrada por los mejores promedios escolares, aprendió a debatir en el modelo de Naciones Unidas y, después de........

© El Financiero


Get it on Google Play