We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

¡Hasta que apareció de Zayas!, por Gustavo J. Villasmil-Prieto

4 2 0
20.07.2019

@Gvillasmil99

“Las cartas sobre la mesa/le toca hablar al billete”
(de una vieja canción de Yordano Di Marzo)

Confieso haber perdido la paciencia con los organismos internacionales y su gente hace muchos años. Quizás se deba a cierta experiencia vivida en México, hace casi dos décadas, en ocasión de un seminario sobre temas público-sanitarios al que asistí y que se reuniera en el Centro Interamericano de Estudios de la Seguridad Social, casa en la que mi padre estudiaba justo cuando la fusilada en pleno zócalo de Tlatetlolco tiñó de sangre la bandera olímpica que el México desarrollista de Díaz Ordaz quería enarbolar aquel año de 1968.

Recuerdo la disertación de un funcionario de OPS/PAHO sobre las enfermedades de transmisión hídrica, el temible cólera entre ellas. Destacaba aquel hombre por su excesivo y chocante dandismo siendo que el caso de estudio no era otro que el de su propio país, Haití. Con pasmosa frialdad, el almidonado burócrata hablaba de enfermos y de muertos en su propia patria sin asomar ni tan siquiera un solo gesto de compasión o de sensibilidad: ¡evocar aquel drama le resultaba tan natural como referirse a una catástrofe en Tanganica o en Katmandú! “¿De qué pasta puede estar hecho este hombre?”, me pregunté entonces.

Porque esas burocracias son así. Sus patrias ya no están donde nacieron sino donde les pusieron oficina y escritorio. Por eso sus referencias son a muertos sin rostro, a cifras sin piel y a tragedias sin lágrimas. Y dispénsenme aquellos aludidos que no pudieran sentir ofendidos: porque el recuerdo de aquella indignante escena, la del patiquín caribeño en outfit de Saks Fifth Avenue con pose de gerente de cadena hotelera refiriéndose impasiblemente a niños........

© Tal Cual