We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Mamá Celaá

5 81 0
20.01.2020

El multitudinario gobierno que no cabe en la mesa del Consejo de Ministros ni en los bancos azules ya tiene con qué divertirse: el PIN parental o la alerta antifascista que supone un problema para España muy superior a cualquier golpe de Estado, según parece. Y de paso, con el PIN escamotean el escándalo de la orgía de Poderes asentada ya en España con el nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General del Partido. Si no llega a ser por el dichoso PIN, Celaá y las Montero habrían dedicado la rueda de prensa de este viernes a cantar como las Andrews Sister con tal de no pasar vergüenza porque no tenían absolutamente nada que decir.

El primer problema de la Educación en España es lo que estudian y aprenden los niños. Son muchos los profesores que siempre superan la ineficacia o perversión de cualquier sistema educativo esforzándose en enseñar las materias que les corresponde pese a que la maquinaria burócrata les obligue a no sacar los pies del río que pasa por su comunidad autónoma aunque vivan en las Canarias. Lo cierto es que la calidad de la enseñanza es mala y depende de cada comunidad, o sea, de la política. La Enseñanza, como la Justicia, son pilares de toda democracia y en España están en alerta de derribo. Otra cosa es que siempre habrá jueces, fiscales, colegios y maestros en los que confiar o, al menos, que nos hagan albergar cierta esperanza.

Ahora que hay que "desjudicializar la política" –receta infalible para que prospere el golpe de la Generalidad– y despolitizar la Justicia, quizá también haya que reclamar con renovado entusiasmo la despolitización de la Educación para que los niños aprendan y retengan algo para el futuro. Mientras cundan los ejemplos de "enseñar a aprender" aquí nadie será capaz de decir o recordar algo sensato sobre el Siglo de Oro español o sobre el río Ebro o sobre la Década Ominosa o sobre los gases nobles y, no digamos ya si nos metemos en la Historia de España a partir de los años 30 del siglo pasado. Hablan de la Memoria Histórica pero consideran criminal que los niños memoricen datos históricos, que ya está Google y algún Ministerio para salir del paso. Pues resulta que la memoria –la de estudiar– iguala bastante a los........

© Libertad Digital