We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Ahab entre nosotros

2 0 0
07.08.2022

Nombre de usuario o dirección de correo

Contraseña

Recuérdame

¿Estaba loco Steve Irwin, el famoso cazacocodrilos que perdiera la vida a principios de septiembre en los helados mares de Australia? Rubio y de sonrisa franca, el australiano hizo frente a cuanto bicho se le cruzó en el camino. Vestido con su inconfundible uniforme grisáceo, Irwin luchó con un dragón de Komodo como quien se revuelca con un niño inofensivo, se hizo una bufanda de culebras de un par de metros de largo y, quizá más notablemente, jugó con las mandíbulas de cientos de cocodrilos sin perder por un momento la confianza de que, en sus manos, la bestia en cuestión jamás asumiría su propia naturaleza.

En las decenas de documentales que hizo para la televisión, era posible verlo acercarse a la guarida de su siguiente objeto de estudio (o de entretenimiento) fingiendo un sigilo que escondía, en realidad, el tipo de tranquilidad que sólo se adquiere a través de algún tipo de demencia. Incluso cuando el animal en cuestión se encontraba a pocos centímetros, Irwin jamás dejaba de mirar a la cámara para explicar, con el acento australiano que lo convertiría en una celebridad, qué tan grave era el peligro que estaba por enfrentar. Y el riesgo existía: una mordida de alguno de los reptiles que azuzaba........

© Letras Libres


Get it on Google Play