We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Wolfgang Streeck

2 0 1
05.03.2019

Wolfgang Streeck, el sociólogo del Max Planck Institut, ha estado en Madrid. Lo que ha dicho no ha sido cualquier cosa: «Hay que romper el euro». También nos ha exhortado a que despertemos. El receptor de estos mensajes se supone que somos los países del sur de Europa. Lo que nos propone es que recuperemos la soberanía monetaria, nuestras divisas, y que nos entreguemos a las políticas de devaluación. Streeck toma en serio que nuestros hijos no vivirán mejor que nosotros. Lo sabemos. ¿Pero con las políticas de devaluación permanente lograremos invertir esta tendencia? No es seguro. Lo que dice Streeck es que la devaluación interna no será suficiente, y que será necesaria acompañarla por las devaluaciones externas de la divisa. Pero uno no comprende cómo la acumulación de las dos devaluaciones redundará en beneficios de nuestros ciudadanos. A fin de cuentas, si nuestra deuda está expresada en euros, una devaluación externa no haría sino multiplicarla.

Creo que el problema de Streeck tiene dos caras. La primera, es el asunto de las generaciones actuales y la capacidad del sistema de ofrecer a los hijos el mismo nivel de vida de los padres. La segunda es la evolución del capitalismo tras el gran impulso de la globalización, con la entrada de China e India en el sistema mundial. Lo primero merece una reflexión clara. La grave responsabilidad que recae sobre los hombres y las mujeres de mi edad, es sencillamente la de que hemos sido la generación afortunada de la historia mundial. Nunca jamás en la historia pasaron 63 años, que son los que tengo, sin que una intensa tragedia amargara la vida de una generación. Antes de la crisis no habíamos experimentado retrocesos dramáticos en nuestra forma de vida, éramos los primeros españoles de la historia en tener esa fortuna. Creo que de ahí se debe seguir un compromiso incondicional de ayuda a las generaciones más jóvenes. Sin embargo, considero que debemos ser claros al respecto. Las metas y los problemas del mundo en........

© La Opinión de Murcia