We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Buenas ideas fallidas

1 0 0
13.10.2019

No siempre, pero a veces pasa. Pasa que una buena idea, pensada, proyectada, vista y desarrollada sobre el papel, cuando revive con cuerpos y almas que les dan sentido, oh, algo pasa y ya no es tan buena. Pasa que en algún momento de la historia de la tele, un grupo de gente vislumbró como magnífica idea, como idea revolucionaria, escoger del montón de la calle a un puñado de anónimos, hombres y mujeres, desconocidos entre ellos, meterlos en una casa fabricada para la ocasión, y vigilar su convivencia con decenas de cámaras de televisión y focos que jamás descansaran y hacer partícipe del experimento a miles, millones de personas, que verían crecer sus incipientes amores, que serían testigos de rencillas creadas en cuatro días, que podríamos distinguir sin dificultad al pelota, al tocapelotas, a la dominanta, al liante, a la calientapollas, al hijo de puta, en fin, que Gran Hermano revolucionó los formatos televisivos y reventó en miles y miles de hogares como una buena idea, como una excelente idea que degeneró en una peste, en una idea fallida que sigue siendo extraordinaria en lo económico para quienes conforman la empresa que la cobija y que, hay que decirlo, hoy es un estercolero donde quienes entran perdieron la virginidad del concursante ingenuo en connivencia con unos espectadores recalcitrantes que también tienen el diente retorcido y les va el consumo de porno barato. Masterchef fue en su día otro ejemplo de buena idea que el tiempo ha ido llevando al lado oscuro de lo fallido. Se........

© La Opinión de Málaga