We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Tarradellas, aniversario del 'botifler'

6 13 0
22.10.2019

Allí, en el mismo balcón del Palau de la Generalitat, a Josep Tarradellas igual le hubieran tirado un ladrillo, o una de esas bolas de acero que utilizan, por traidor. Allí mismo, en la plaza de Sant Jaume, Tarradellas, si hoy viviera para recordar aquel momento, no podría haber comenzado su discurso. Hubiera repetido lo mismo, “ciudadans de Catalunya, ja sóc aquí”, y al instante sus palabras se las habría tragado la oleada inflamada de insultos de los radicales independentistas, “¡botifler, botifler, botifler! Vete de Cataluña. Fascista”.

Allí mismo, hace 42 años, el 23 de octubre de 1977, regresaba del exilio un catalanista para darle a su pueblo lo que nunca ha tenido, el mayor periodo de autogobierno de su historia, pero hoy, quizás, el mismo Tarradellas, al salir al balcón, sería el primero que no se reconocería ante la turba que todo lo arrasa, también a él que sí estuvo en el exilio, que sí fue perseguido y detenido por el fascismo. Hoy, en Cataluña, en ese mismo balcón, Josep Tarradellas es un bastardo 'botifler'. Ahí queda resumida toda la degeneración. Y toda la ignorancia, miserable ignorancia de quien insulta y desprecia sin saber nada, sin respetar nada. Para ellos, este recuerdo.

Existe en los archivos de inteligencia, el antiguo Cesid, un informe encargado por el Gobierno de Adolfo Suárez en los albores de la Transición, pocos meses después de la muerte de Franco, sobre la vida que llevaba Josep Tarradellas en su exilio. Fueron a espiarlo a una pequeña población del centro de Francia, Saint-Martin-le-Beau, desde la que aguardaba la oportunidad para poder volver a España. Muchos años antes, tras la Guerra Civil,........

© El Confidencial