We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Los cojones de Estanislao

3 20 0
13.08.2019

Los cojones de Estanislao Figueras constituyen uno de los valores políticos más estables de la política española. En la historia del parlamentarismo español, hay políticos muchísimo más trascendentes, líderes más carismáticos, oradores infinitamente más brillantes y negociadores más habilidosos; en nada destacó especialmente Estanislao Figueras, salvo en esa frase suya, ese desplante, con el que ha logrado inscribirse en la historia y ha conseguido que dos siglos después en España se le siga recordando. De hecho, su frase debería estar inscrita en una de las puertas de entrada del Congreso junto a otra de Ortega y Gasset, que también la pronunció en esa tribuna, siendo diputado. Cada una en un lateral del hemiciclo, a un lado la frase de Ortega (“Hay tres cosas que no podemos venir a hacer aquí, ni el payaso, ni el tenor ni el jabalí”) y al otro, la de Estanislao (“Estoy hasta los cojones de todos nosotros”).

En España, la invocación de los cojones siempre consigue el aplauso de un público muy numeroso, porque somos un país muy testicular. Lo mismo se construye un edificio por cojones que se compone una melodía de cojones; alguien puede echarle cojones a un trabajo o puede negarse a hacer algo con una sencilla exclamación: "¡Por los cojones!".

Los partidarios de la política testicular están sobre todo en la derecha, aunque ese populismo es mucho más extenso: un político que le echa cojones a los problemas no tiene por qué ser de una ideología o de otra, porque la evocación de ese........

© El Confidencial