We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Principios para una bioética positiva

4 2 0
14.09.2017

Desde los años 80 se viene investigando en una tecnología de modificación biogenética, la tecnología Clustered regularly interspaced short palindromic repeats (cortas repeticiones palindrómicas espaciadas agrupadas regularmente), conocida como Crispr, y que fue señalada en el año 2015 por la revista Sciencecomo el descubrimiento científico del año con la mejora de Charpentier y Doudna. Detecta secuencias genéticas en los invasores del sistema inmunológico de las células procariotas, y las modifica para que dejen de funcionar. En 2012, Jinek, Chylinski y Fonfara mostraron que dicha técnica se podía utilizar para modificar genes, de forma que usando la proteína Cas9 (últimamente se sabe que también se puede utilizar la proteína Cpf1) se puede reprogramar la secuencia que queramos y en la forma que hayamos decidido, activando o desactivando alelos a capricho, por mera experimentación. En 2016, Emmanueelle Charpentier y Jennifer Doudna, recibieron el Premio Príncipe de Asturias por la perfección de la herramienta, como si fuera un corta y pega genético.

El primer laboratorio en España en utilizar la Crispr-Cas9 ha sido el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC. La técnica permite reproducir una mutación genética en una persona y copiarla a un ratón, con el cual luego se experimenta. Los costos económicos pueden ilustrar la facilidad tecnológica que se ha alcanzado: las meganucleasas........

© Levante