We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Violencia política

5 24 11
14.04.2019

La democracia se basa en principios básicos cuyo incumplimiento la ponen en peligro, la degradan y pueden llegar a invalidarla. Las elecciones libres, la separación de poderes, el imperio de la ley y la igualdad de todos ante la misma, la libertad de expresión, de prensa, de asociación y de culto y el derecho a un juicio imparcial son, entre otros, los pilares básicos de la convivencia democrática. La Unión Europea los tiene como elementos definidores de su marco jurídico y ningún Estado que los vulnere es admitido a formar parte de ella, y si alguno que ya figura como Miembro los conculca, es sancionado y, en casos extremos, las sanciones aplicadas equivalen en la práctica a la expulsión.

Entre estos rasgos definitorios de un sistema democrático está la renuncia a la violencia como instrumento de acción política. Todos los marcos legales de las democracias dignas de tal nombre prohíben y, si se produce, castigan, el uso de la fuerza física contra el adversario en la contienda electoral. Por eso el terrorismo es lo contrario de la democracia y su utilización en sociedades abiertas representa la mayor y más repulsiva de las aberraciones morales. Desde esta perspectiva, ETA ha sido una mancha indeleble en la arquitectura constitucional impecablemente democrática que alumbró la Transición y ahora que algunos se........

© Vozpópuli