We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Caimanes del mismo pozo,

3 0 0
01.03.2019

En el seno de la dictadura venezolana subyace una disputa añeja, que en lugar de aplacarse con los años, se redimensiona bajo el friso de una supuesta unidad férrea. Todo comenzó en 2013, cuando el inminente fin del ya difunto, hizo imperativo seleccionar al remplazo que mantendría las riendas del narco régimen establecido en el país desde 1999.

Fue justo en ese momento cuando comenzó la batalla por el control del poder entre los entonces delfines de Hugo Chávez, convertidos hoy en archienemigos de closet, y los califico así porque no asumen su realidad, al menos en público. Obviamente se trata de Nicolás Maduro, el pelele que salió ganando gracias al apoyo castrista, y Diosdado Cabello, el compañero golpista que se quedó con los crespos hechos, porque nunca le pareció de fiar a los hermanitos Castro, seguro por su desmedida ambición.

Cabello, quien por la fuerza de su liderazgo interno asumiera la presidencia interina por algunas horas, tras el levantamiento contra Chávez el 13 de abril de 2002, se percibió por años como el heredero natural del comandante; pero en una de esas jugadas de las que siempre desconoceremos los detalles, Nicolás, el gris canciller y otrora chofer de Metrobús,........

© Venezuela al Dia