En estos momentos estoy en Australia, ya he mencionado antes que viví muchos años en este hermoso país, de hecho también soy ciudadana australiana. Me defino como viajera, empecé muy joven a recorrer ciudades y países. Viajar ha tenido un impacto profundo en mi vida, así como en la vida, creo yo, de todos aquellos que viajan.

Conocidos son los beneficios de viajar, de moverse de un lugar a otro, detallo aquí algunos de ellos:

Los viajes incrementan nuestro estado de felicidad, pues tienen un impacto en nuestras emociones, aumentando la incidencia de las emociones positivas y disminuyendo las que se consideran negativas».

Estos son sólo algunos de los maravillosos beneficios de los viajes. Por supuesto, mucho depende del tipo de viaje que emprendamos, pero me atrevería a decir que cualquiera sea el motivo para viajar, siempre tiene un efecto en nosotros, incluso cuando se debe al término de una relación, para asistir al funeral de un ser querido o por trabajo, todo viaje nos afecta exteriormente e interiormente.

Sin embargo, te estarás preguntando qué pasa con aquellos que, por una razón u otra, no pueden viajar. Pues bien, la verdad es que para obtener los buenos frutos de un viaje no es necesario ir a ninguna parte.

Hay un viaje que es el más largo de todos y el que en realidad todos deberíamos hacer, ese viaje es conocido como el viaje del alma o viaje interno. En otras palabras, el viaje del alma es el recorrido interior que nos hace conocernos a nosotros mismos, que despierta nuestra consciencia y nos hace verdaderamente felices.

Si bien viajar físicamente nos trae múltiples beneficios medibles desde el punto de vista psicológico, el viaje interior tiene esos mismos beneficios y aumentados significativamente.

¿Y cómo hago un viaje interior? ¿A dónde voy? Son las preguntas que seguramente te estás haciendo. Las respuestas son subjetivas, cada uno tiene un propósito único en esta vida, sin embargo te indicaré una ruta que tú puedes seguir o no, todo dependerá de si te sientes lista o listo para emprender el viaje.

Preparación:

Planificación:

Ejecución:

Esta ruta parece simple, pero como dice la gran Fresia Castro, simple no es sinónimo de fácil. El viaje del alma es en definitiva un viaje de autoconocimiento que nos lleva a descubrir tanto lo mejor como lo peor de nosotros mismos, las luces y las sombras, pero una vez que se emprende, es casi imposible volver atrás. El viaje interior es un viaje espiritual, que nos eleva cada vez más a medida que vamos avanzando por el camino.

¿Y cómo hago un viaje interior? ¿A dónde voy? Son las preguntas que seguramente te estás haciendo. Las respuestas son subjetivas, cada uno tiene un propósito único en esta vida, sin embargo te indicaré una ruta que tú puedes seguir o no, todo dependerá de si te sientes lista o listo para emprender el viaje».

Te dejo aquí una meditación corta para darte un pequeño empujón.

Una clave muy importante es que te observes. Observa cómo te sientes, tus emociones y sentimientos, observa tu comportamiento. Hace esto durante un viaje físico de vacaciones, de trabajo u por otra razón y también durante tu viaje interior. La observación nos lleva a darnos cuenta de las muchas realidades que confrontamos en la vida y expande nuestra consciencia.

¡Feliz Viaje!

QOSHE - Viaje interior - Verónica Sánchez
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Viaje interior

6 1 0
16.07.2022

En estos momentos estoy en Australia, ya he mencionado antes que viví muchos años en este hermoso país, de hecho también soy ciudadana australiana. Me defino como viajera, empecé muy joven a recorrer ciudades y países. Viajar ha tenido un impacto profundo en mi vida, así como en la vida, creo yo, de todos aquellos que viajan.

Conocidos son los beneficios de viajar, de moverse de un lugar a otro, detallo aquí algunos de ellos:

Los viajes incrementan nuestro estado de felicidad, pues tienen un impacto en nuestras emociones, aumentando la incidencia de las emociones positivas y disminuyendo las que se consideran negativas».

Estos son sólo algunos de los maravillosos beneficios de los viajes. Por supuesto, mucho depende del tipo de viaje que emprendamos, pero me atrevería a decir que cualquiera sea el motivo para viajar,........

© The Clinic


Get it on Google Play