We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Human Rights Watch, una máquina de propaganda desde la guerra fría a la guerra «contra el terrorismo»

1 0 0
21.08.2019

Considerada como una de las más importantes ONG mundiales en el ámbito de la protección de los derechos humanos, Human Rights Watch (en adelante HRW) es también el arquetipo perfecto que define a las grandes multinacionales del humanitarismo internacional. En efecto, bastará un somero análisis usando fuentes de la propia organización y de la prensa corporativa convencional para mostrar un entramado de puertas giratorias con el gobierno de EEUU y la OTAN, vínculos con el sionismo internacional o con el ubicuo Soros. Nos mostrará igualmente el origen de su esperpéntica rusofobia y la auténtica obsesión profesada contra los gobiernos de la izquierda latinoamericana. Y es que HRW, tiene de todo y de lo peor que una ONG de derechos humanos podría mostrar a la opinión pública.

El germen de Human Rights Watch fue el Helsinki Watch, una tapadera nacida en 1978 para apoyar a la disidencia dentro del bloque soviético, so pretexto de vigilar el cumplimiento de los acuerdos de Helsinki firmados en 1975. Concebido pues como un instrumento de la propaganda norteamericana y occidental en plena guerra fría, en 1988 adoptó definitivamente el nombre que posee en la actualidad. Su fundador y primer presidente fue Robert L. Bernstein, un judío sionista norteamericano, propietario de una de las mayores editoriales del mundo, Random House, que utilizó como instrumento para fabricar la imagen en occidente de disidentes anticomunistas.

Pero Bernstein no era el único sionista implicado en estos menesteres, ya vimos un caso similar con Amnistía internacional. Elliott Abrams, el criminal de guerra encargado por Trump para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro, describe que, a nivel general, “el movimiento global de derechos humanos fue producto de judíos” aunque yerra estrepitosa y deliberadamente, al afirmar que lo hicieron “motivados por la necesidad de encontrar un refugio para sus asediados pueblos”, obviando un desfase de fechas de bastantes decenas de años de diferencia.

Otra conexión recurrente de este tipo de organizaciones encubiertas se establece con el gobierno de Estados Unidos, más concretamente con el Departamento de Estado. Sin embargo, de entre todas ellas, HRW se lleva la........

© Tercera Información