We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Génesis de la Unión Cívico-Militar (5ta Parte)

1 0 0
01.07.2020

Como se dijo en la anterior entrega, la rebelión popular de 1989 marcó el nacimiento de la Revolución Bolivariana; en la medida en que estremeció el ambiente socio-político nacional, que a partir de ese momento estuvo caracterizado por el incremento de las protestas como consecuencia del deterioro moral, económico y social del país; y, como solía ocurrir durante la IV República, por la represión al Pueblo.

Dicho escenario, aceleró la creación de las condiciones objetivas para el desarrollo de una acción revolucionaria, lo que animó a Chávez -quien estaba consciente de ello- a profundizar las labores de reorganización del MBR-200, que tal y como señalamos antes se encontraba desarticulado.

De manera que, ante este nuevo panorama, Hugo decide no irse del Ejército; una decisión que le participa a los demás miembros del Movimiento, quienes estuvieron de acuerdo en retomar las reuniones y las actividades organizativas. Así, el MBR-200 se relanzó tanto en lo militar como en lo civil, comenzando a crecer de nuevo y a consolidar su accionar para pasar a la ofensiva.

Tanto así fue, que los militares, con Chávez a la cabeza, practicamente asumieron una “conspiración abierta”; a pesar de lo cual el gobierno no logró recabar pruebas contundentes en su contra. Aún así, éste se dedicó a continuar persiguiéndolos y a procurar empañar su carrera militar, a partir del desarrollo de una infame campaña al interior de los Cuarteles, para procurar desprestigiarlos. Comenzaron a llamarlos “Los Comacates”, en atención a las jerarquías militares que suponían tenían los miembros del Movimiento: Comandantes, Mayores, Capitanes y Tenientes; en contra de quienes se decía que eran una especie de “secta” con ideas satánicas y dictatoriales, y que tenían un plan para asesinar al Presidente adeco de turno.

II

En........

© Tercera Información


Get it on Google Play