We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Los mandarines chimbos, por Gustavo J. Villasmil-Prieto

2 38 0
03.11.2018

@gvillasmil99

Manuel García-Pelayo calificó de “no ya significativo, sino impresionante” al sistema burocrático en la China clásica. Su solidez, su rigurosa selectividad, pero sobre todo su larga vigencia entre el siglo II aC y el 1905 en nuestra era, dan cuenta de la notable robustez de aquella administración imperial cuyo músculo fue capaz de hacerse sentir hasta en los más recónditos parajes del llamado Zhongguó o “Reino del Medio”, el vastísimo territorio entre el Yang tze o Río Azul y el Huang He o Río Amarillo de la China actual. Factor clave en aquel complejo sistema en cuya cúspide se situaba el divinizado emperador era el mandarín, burócrata cuidadosamente seleccionado y formado a cuyo cargo estaba la administración imperial más concreta, justamente la que hacía posible alargar el poderoso brazo de aquél domeñando así todos los aspectos de la vida en esas inmensidades. Del proceso de selección de la burocracia imperial china se tienen registros desde el siglo II aC: un complejo sistema de exámenes a tomar transcurridos años de formación y que, según García-Pelayo, solo aprobaba entre el uno y el dos por ciento de los que se presentaban, seleccionaba a los aspirantes a burócratas y los especializaba en el ejercicio de las distintas funciones de gobierno.

La formación del burócrata o mandarín chino tenía como base los llamados “Cinco Clásicos” compilados por Kung-Fu Tze, mejor conocido como Confucio. La potencia del pensamiento confuciano, anterior al de Sócrates, Platón y Aristóteles, fue capaz de permear en aquel selecto cuerpo de oficiales a cargo de sostener........

© Tal Cual