We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La agencia de publicidad y sus retos en el siglo XXI

4 140 0
07.01.2020

La publicidad no nació ayer. Los seres humanos llevamos siglos devanándonos los sesos por obtener un provecho, una ganancia, al vender nuestros productos o servicios -de forma persuasiva-, de la mano de la publicidad.

Existen antecedentes en las culturas egipcia, griega y romana e incluso anteriores, aunque hoy se pierden en la noche de los tiempos las tablillas de arcilla, los papiros y los heraldos o voceadores que desgranaban de forma espontánea y, en ocasiones torpe, las virtudes de un producto. De esta manera, los primeros comerciantes perseguían un impacto positivo en sus ventas con una elemental publicidad.

Sin embargo, al principio no todos los vendedores estaban convencidos de los beneficios de publicitar un producto o servicio. Tanto era así, que ha llegado hasta nuestros días el refrán español, "el buen paño en el arca se vende", el cual da a entender que cuando un producto es bueno, el boca-oreja será más que adecuado para que se venda. Sin más artificios. Y, aunque contiene una dosis de verdad respecto a los productos más elitistas, los cuales, por lo general, necesitan o hacen gala precisamente de poca publicidad, ninguna empresa actual en su sano juicio, guardaría sus productos en el almacén esperando a que los clientes vinieran a comprarlos.

Esta es una de las diferencias primordiales de las antiguas prácticas de comercio en las que se "despachaba", frente a las actuales en las que se "vende".

Históricamente, el avance de la publicidad ha ido aparejado, de forma paralela, al desarrollo de los medios. Así, cuando Gutenberg potencia el desarrollo de la imprenta con su innovación de los tipos móviles de plomo a mediados del sXV, no sólo principia una revolución cultural -equiparable a la revolución tecnológica que vivimos hoy- al poner la cultura impresa al alcance de la mayoría, privilegio hasta entonces reservado a los nobles y al clero, sino que su invención establece el primer medio de comunicación de masas de la historia.

La imprenta de Gutenberg conllevará la aparición del cartel como pieza que prefigurará el mensaje publicitario durante siglos.

Algo más tarde, en el sXIX, tendrá lugar el boom de la prensa escrita con la aparición de los primeros periódicos semejantes a los actuales, merced al enorme potencial económico de este medio de comunicación.

Paradójicamente, en aquellos primeros diarios, las funciones del impresor, el periodista y el publicitario, en ocasiones recaían en la misma persona. No será hasta el sXX cuando se delimiten y estructuren perfectamente las funciones de cada uno, con el importante auge de cada profesión. Digo paradójicamente, porque con el advenimiento de internet, en ocasiones estos 3 perfiles vuelven a coexistir en la figura del autor de un blog, quien tiene que hacer las veces de periodista, publicitario e impresor (en este caso, digital).

El XX, será también el siglo que verá nacer y expandirse otros medios........

© PuroMarketing