We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Ricardo Anaya: una graciosa huida

1 12 0
30.08.2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El paladín de la democracia ha huido. Estoy hablando de Ricardo Anaya. Por algún tiempo no lo veremos. Sus partidarios, aunque pocos, son vergonzantes, no han salido en su defensa; no se han manifestado en las calles, tampoco han tomado las carreteras, el Zócalo o el Paseo de la Reforma.

Algunos notables panistas, Diego Fernández de Cevallos, entre ellos, han protestado contra la arbitrariedad; se han rasgado las vestiduras por el hecho de que la justicia se use con fines políticos. Qué atrevimiento. Nunca había sucedido eso; bueno, sólo algunas veces. Una de ellas, en 2006, pero en ese entonces no se procedió contra alguien que fuera miembro de las familias decentes mexicanas o del PAN. Qué va, se actuó contra un plebeyo sin pedigrí. Con esto digo todo: ni en los tiempos del gobierno Sahagún/Fox se vio tal grado de arbitrariedad. Bueno, sólo una vez.

Los que ahora protestan no lo hicieron en 2006 y eso que se trataba de la misma maniobra: usar las justicia con fines políticos. En ese entonces un procurador, que a la vez era militar y jurista, contra su voluntad, se prestó a la maniobra. Cuando vio que era una farsa con fines políticos, les aventó los trastos y les dijo ahí se ven: renunció.

Los panistas cometieron un error: no registraron en derecho de autor la idea de usar la justicia con fines partidistas. Fue una grave omisión. Ahí están las consecuencias. Cualquiera puede hacer uso de esa práctica, incluso la actual administración.

Los priistas, más inteligentes y más memoriosos, no han abierto la boca. Hay excepciones. Ellos, durante los gobiernos emanados de........

© Proceso


Get it on Google Play