We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

«25-N

2 0 0
22.11.2019

Vivimos un momento de la historia de la humanidad especialmente negro. Hay quien como mi desaparecido amigo Enrique Curiel definió y lo hizo hace seis años, que estábamos entrando en una Segunda Edad Media. Es probable y si lo hubiera analizado desde el momento actual confirmaría su diagnóstico.

El drama, el dolor, la angustia, la injusticia, la violencia aparecen en cada esquina y tiene diferentes maneras de manifestarse. Desahucios, paro, pobreza, malnutrición infantil, aunque en los últimos tiempos quizás la que debiera acaparar la mayor parte de las portadas, de los informativos, de los análisis y comentarios, si no fuera por la madre de todos los problemas: el conflicto de Catalunya, sea la violencia sobre la mujer.

Un drama que parece irresoluble hasta este momento, esa violencia sobre la mujer mal llamada de género, porque género induce a pensar que también se produce sobre el hombre cuando el 99% de casos es de éste hacia la mujer. Es la perversa idea que VOX intenta imponer contagiando al resto de la derecha, PP y Cs.

A veces da la impresión de que la atención es solo desde el punto de vista informativo, para a continuación apartar inmediatamente nuestra mirada. Sólo cuando se acerca este mes el Día Internacional contra la violencia sobre la mujer viene a la primera plana de la actualidad.

Resulta desolador para quienes pertenecemos a la generación que luchó contra el franquismo, observar como toda la lucha que se desarrolló a finales de los 70 y 80 a favor de la igualdad de derechos, que concienciaba al hombre evitando viera a la mujer como un objeto de posesión, se ha visto quebrada en los últimos años, quizás por una relajación en la educación de origen, en especial en las propias familias.

Ver a los........

© Periodista Digital