We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La Bolivia pospititas

8 0 0
30.12.2019

Supongamos este escenario: Evo Morales en su afán protagónico finalmente cruza la frontera del norte argentino, las fuerzas del orden lo aprehenden y es detenido preventivamente por terrorismo y sedición. En un arranque de “lulismo”, cree que esa es la fórmula para generar empatía con el mundo. El MAS se moviliza y amaga con enfrentamientos, pero dura poco, se tienen que enfocar en la campaña que se viene y con un binomio que no le llega ni a los talones al “Jefazo” ni en reconocimiento, ni en aceptación, ni en capacidad de movilización, ni en intención de voto.

Morales, desde su celda, confía ciegamente en el “efecto pena” y sus huestes exigen que sea liberado (en realidad, ellos también lo quieren dentro, para que la consigna de campaña tenga sentido). Su candidato (llámese David, Andrónico, Luis o Adriana) no logra captar el imaginario del electorado y, aunque éste llama........

© Página Siete