We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La condecoración de los 10 bolivianos

3 0 0
14.06.2019

El reglamento de condecoraciones de la Policía Nacional establece que “las condecoraciones instituidas por la Ley Orgánica de la Policía Nacional tienen por objeto reconocer y estimular… a todos los que hubiesen prestado eminentes servicios o se hayan destacado de modo singular en actos que enaltezcan a la Policía Nacional”. Una condecoración, por tanto, no es cualquier cosa. O no debiera ser cualquier cosa.

El 3 de junio de este año, el comandante de la Policía, Vladimir Calderón, condecoró a un sargento segundo por haberse negado a recibir una coima de 10 bolivianos. Ese acto “excesivo” seguramente hubiese pasado desapercibido si no hubiera estado acompañado por un discurso grandilocuente: “Expresar nuestro reconocimiento a una acción honesta, una acción valerosa y heroica la de denunciar la corrupción de los malos ciudadanos”. A un mes de haber sido designado Comandante General y con la enorme responsabilidad de recuperar la credibilidad de su institución, el nuevo comandante decide imponer una condecoración por una “acción valerosa y heroica”, que no pareciera ser ni valerosa ni heroica.

El año 2017 se descubrió un tráfico de condecoraciones en la Policía. En abril de........

© Página Siete