La libertad de pensamiento es un principio fundamental que abarca la capacidad de cada individuo para formar sus propias ideas, creencias y opiniones sin restricciones externas impuestas por un gobierno, la sociedad o cualquier otra entidad. Es un derecho humano que está estrechamente ligado a la libertad de expresión y a la autonomía personal.

Esta libertad implica la posibilidad de explorar, cuestionar, reflexionar y llegar a conclusiones por uno mismo, sin temor a la censura o represalias. Es esencial para el desarrollo de la personalidad, el avance del conocimiento y el progreso de la sociedad, ya que fomenta la diversidad de pensamiento y la creatividad.

Sin embargo, es importante destacar que la libertad de pensamiento no es absoluta y puede entrar en conflicto con otros derechos o valores, como el respeto a los derechos de los demás o los límites éticos y legales.

La épica elección de una mayoría de los argentinos, pese a una campaña sucia nunca vista, es un ejemplo para muchos países, incluyendo Bolivia, para asumir la responsabilidad que nos corresponde a los ciudadanos, sin miedo ni apatía.

Seguramente, Cuba, Venezuela y Nicaragua enderezarían el rumbo, si hubiera elecciones libres, sin el yugo de sus regímenes totalitarios, delincuenciales y terroristas, que tiene ciudadanos secuestrados y atemorizados.

Los sectores del masismo que son lo mismo, pretenden imponer la equivocada idea que solo ellos son el presente y futuro, después de muchos años de dilapidar los recursos de todos los bolivianos.

Debemos desligarnos de la vergüenza ajena, del malhadado desgobierno postizo de casi un año, que se apoderó del poder, interpretando la Constitución, burlando y escamoteando cruel y delincuencialmente el sacrificio de miles de bolivianos, antimasistas, especialmente jóvenes que ahora son perseguidos.

Como en Argentina, la casta política de Bolivia tiene la culpa de todos los males que padece el pueblo que en su mayoría lucha por sobrevivir como puede, sin involucrarse con esa política prebendal e incendiaria.

Ojalá sea posible conformar un frente patriótico, alternativa capaz de frenar al masismo dividido, pero con mucho poder arbitrario que no respeta la libertad de sus adversarios. Estamos a tiempo de hacer algo.

Mis circunstancias

MOISÉS REVOLLO

Periodista deportivo

[email protected]

QOSHE - Libertad de pensamiento - Moisés Revollo H
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Libertad de pensamiento

7 0
23.11.2023

La libertad de pensamiento es un principio fundamental que abarca la capacidad de cada individuo para formar sus propias ideas, creencias y opiniones sin restricciones externas impuestas por un gobierno, la sociedad o cualquier otra entidad. Es un derecho humano que está estrechamente ligado a la libertad de expresión y a la autonomía personal.

Esta libertad implica la posibilidad de explorar, cuestionar, reflexionar y llegar a conclusiones por uno mismo, sin temor a la censura o represalias. Es esencial para el desarrollo de la personalidad, el avance del conocimiento y el progreso de la........

© Opinión


Get it on Google Play