We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Ahora toca devolverme mi carné del PSOE

2 6 0
13.01.2020

Vuelvo a infringir la norma básica de no escribir en primera persona, pero debo hacerlo para dar a conocer mi doloroso e injusto testimonio en el seno de un partido de la izquierda.

Ingresé en el PSOE, más concretamente en el PSN, en 1990, después de una larga militancia en el PCE una parte de ella durante la lucha anti franquista.

Curiosamente ya venía predestinado al haber nacido precisamente en la calle Ferraz 70 su actual sede.

Lo hice como ya he comentado en alguna ocasión por dos razones, porque consideraba que podía y debía ser “La casa común de la izquierda” y porque siguiendo a los clásicos entendía que la finalidad de esa izquierda era transformar la sociedad y al ser el PSOE el partido mayoritario, debía trabajar en su seno para transformarlo en esa dirección.

Siempre entendí que un día ETA desaparecería, que su final vendría a través de la presión policial, judicial, social, o de la colaboración internacional, pero que al final necesitaríamos la complicidad desde su interior que efectivamente vino a través de la iniciativa Bateragune impulsada por Arnaldo Otegi

No fueron fáciles los primeros años, porque un sector de quienes por entonces dirigían el PSN me consideraron como un infiltrado comunista, más aún al haber continuado mi militancia en CCOO, ya que me parecía excesivo dos cambios, de partido y de sindicato.

Mantener la lealtad a mis principios, a mis ideas, contrastaba con una cultura de lealtad al líder.........

© Nueva Tribuna