Opinión.- Es casi como decir, "Pan y Circo"; aquella frase de origen romano, que describe como un gobierno utiliza los alimentos y el entretenimiento para, en una absoluta actitud populista, ganar adeptos, "ganar votos" . Esta frase peyorativa, rasa, simplona, se originó en la práctica de la política romana hace más de 100 años antes de Cristo. Los romanos para conseguir mantener al pueblo tranquilo, sumiso, despojado de toda crítica a la gestión de gobierno, le daban al pueblo "pan y circo" con carácter asistencialista.


Lo que hoy vemos raya en lo patético, calles, avenidas y alumbrado público por donde pasa la "reina", pero barrio adentro es otra realidad insuperable, huecos, brotes de aguas blancas y la mayoría de la veces negras, hospitales y escuelas en su peor condición. Me atrevería a señalar que sí un trabajador de esos que están laborando en la refacción de esas calles y avenidas sufriera un accidente laboral, comenzaría entonces Cristo a padecer. Tendría que ir a un hospital o ambulatorio que nada tiene, en la cual tendrá que comprar desde alcohol, gasas, inyectadoras , hasta medicamentos como analgésico y antibióticos.


Me imagino, que nuestros actuales gobernantes piensan "que la salud y la educación no da votos" , no podría ser de otra manera, porque nada se ha hecho por recuperar esas dos infraestructuras tan importantes para "el pueblo" que ellos dicen representar protagónica y democráticamente.

Me preguntó ¿Irán nuestros ministros, gobernadores, alcaldes, a nuestros centros de salud públicos? ¿ Enviarán a sus hijos, nietos o sobrinos a las escuelas públicas? Estoy seguro que ¡NO!.


Hemos tratados desde la Subcomisión de Salud que visitemos nuestros centros de salud, pero la mayoría evidente oficialista, siempre ha tenido alguna excusa legislativa para frenar esta iniciativa que hemos propuesto desde los sectores democráticos opositores al gobierno.


El 80% de nuestros centros hospitalarios están en condiciones deplorables, el 75% no hay equipos imagenológicos, 70% se les va la luz y no tienen planta eléctrica, ni agua. Es la misma realidad denunciada por nosotros desde marzo del año pasado en el propio seno del hemiciclo legislativo, que obligo al Presidente Nicolás Maduro a refutarla, señalando que sí nuestro sistema de salud estaba tan mal como yo señalaba, porque según él, estábamos mejor que Alemania y España. ¡Imagínense ustedes semejante comparación!


Hoy cuando el bloque de la Alianza Democrática vota en contra de las Leyes Comunitarias que buscan implementar un estado comunal, resurge con mucha fuerza en la voz de nuestro pueblo, un rotundo rechazo a las "leyes que buscan implementar un estado socialista". Ustedes preguntarán ¿Por qué? Porque el socialismo del siglo XXI sólo ha traído miseria, tristezas, depresiones, inseguridad, éxodos inimaginables para la familia venezolana.

Proponemos firmemente un Referéndum no consultivo, aprobatorio, para consultar si la gente quiere un estado socialista, o un estado social demócrata, que respete los derechos humanos fundamentales como la vida, la salud y la educación. Estamos seguros de la respuesta que daría la gente frente a esta consulta. Sabemos que ellos que ahora gozan de una mayoría incompresible, producto del error histórico de la abstención, van a negar cualquier iniciativa de consulta al pueblo. Entre otras cosas porque le tienen miedo a él. Saben de sobra que sí el "soberano" sale a votar, la paliza que les daría sería de "película"


A pesar de sus fiestas, conciertos, ahora colosales tiendas que están abriendo, donde solos los boliburgeses y bolichicos pueden comprar, a pesar del embellecimiento de algunas ciudades (las principales del país) a pesar del "pan y circo" el pueblo esta arrecho, y espera, aguarda sigilosamente, para cobrarles tanto sufrimiento injustificado, tanto dolor por la soledad, tanto dolor del hijo emigrado, tanto deterioro de la calidad de vida que hoy estamos viviendo.


Tengo fe suprema en una nueva Venezuela, de respeto, de convergencia, de dialogo y entendimiento, productiva y sanadora de todos estos males que hoy padece la República.

Por Rubén Limas


QOSHE - "Es casi como decir, "Pan y Circo"; aquella frase de origen romano, que describe como un gobierno utiliza los alimentos y el entretenimiento" - Rubén Limas Fiesta Y Ornato
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

"Es casi como decir, "Pan y Circo"; aquella frase de origen romano, que describe como un gobierno utiliza los alimentos y el entretenimiento"

5 1 0
25.11.2022

Opinión.- Es casi como decir, "Pan y Circo"; aquella frase de origen romano, que describe como un gobierno utiliza los alimentos y el entretenimiento para, en una absoluta actitud populista, ganar adeptos, "ganar votos" . Esta frase peyorativa, rasa, simplona, se originó en la práctica de la política romana hace más de 100 años antes de Cristo. Los romanos para conseguir mantener al pueblo tranquilo, sumiso, despojado de toda crítica a la gestión de gobierno, le daban al pueblo "pan y circo" con carácter asistencialista.


Lo que hoy vemos raya en lo patético, calles, avenidas y alumbrado público por donde pasa la "reina", pero barrio adentro es otra realidad insuperable, huecos, brotes de aguas blancas y la mayoría de la veces negras, hospitales y escuelas en su peor condición. Me atrevería a señalar que sí un trabajador de esos que están laborando en la refacción de esas calles y avenidas sufriera un accidente laboral, comenzaría entonces Cristo a padecer. Tendría que ir a un hospital o ambulatorio que nada tiene, en la cual........

© Notitarde


Get it on Google Play