Sucede frecuentemente, que cuando un personaje es extraordinario y deslumbrante, opaca a los que ha tenido a su alrededor, pese a que estos son también muy meritorios.

Uno de estos casos es de Juan Antonio Michelena, padre del eximio pintor valenciano Arturo Michelena. Nuestro personaje nació en Puerto Cabello en 1832, hijo de un general liberal de idéntico nombre. Desde muy pequeño aprendió pintura y dibujo en distintas escuelas de Valencia y Caracas, pero es a mediados del siglo XIX cuando ingresa al taller del famoso Pedro Castillo, autor de los murales de la Casa Páez, con quien perfecciona sus técnicas. Allí conocerá a Socorro, la hija de Don Pedro, con quien casará y de esta unión nacerá su famoso hijo Arturo.

Juan Antonio se especializa en retratos al óleo, pero en 1842 llega a Valencia un ruso o francés, Basilio Constantin, quien trae una novedosa técnica para hacer retratos: el daguerrotipo, que es una especie de fotografías primitivas que se hacían sobre vidrio y otros materiales.

Constantin le hace algunos de los primeros retratos a José Antonio Páez y contrata pintores para darle color a sus daguerrotipos y también enseña su práctica y el uso de sus aparatos. Era muy común en los primeros tiempos de la fotografía que o bien los fotógrafos se asociaran a un pintor para que le retocara los negativos o que un artista se dedicara también a la fotografía, como ocurrió con Carlos F. Lessmann y Próspero Rey. Michelena no pierde la oportunidad y aprende la técnica, tal y como él mismo lo cuenta en su autobiografía. Estos primeros retratos eran un lujo muy caro que sólo podían darse unos pocos, que venían en marcos suntuosos bañados en oro y envueltos en tafetán, lo que los convertían en verdaderas joyas.

El doctor Nicomedes Febres Luces, amigo, acucioso investigador y coleccionista de arte posee tres fotografías de Michelena datadas en 1854, de gran formato 30 x 20 cm. (un tamaño extraordinariamente grande para la época). Se trata de retratos de una bella dama, presuntamente Socorro, la hija de Pedro Castillo, y ha compartido en la web una de ellas recientemente. Posiblemente sean unas de las fotos más antiguas de Valencia existentes. No se trata de daguerrotipos, sino ya son fotografías propiamente dichas, en cartón.

También en el Archivo de la Fotografía Urbana existe una fotografía del estudio de Lessmann y Laue, otro de los pioneros de la fotografía en Venezuela, que muestra la inconfundible firma de Michelena. De allí presumimos que Michelena estuvo asociado o fue aprendiz de Lessmann, quien tuvo muchas vinculaciones con Valencia, incluso su hermana Guillermina se casó con un valenciano y se radicó en nuestra ciudad.


Según relata el propio Michelena en su biografía él utilizaba la técnica de la cuadrícula para sus pinturas; es decir, primero tomaba una foto y luego traza sobre la misma una cuadrícula y posteriormente hacía otra cuadrícula en una superficie de trabajo mucho mayor donde proporcionalmente hacía la pintura o el dibujo. Mediante esta técnica el artista hacía con mucha más facilidad los retratos, tanto de personas vivas, como los retratos póstumos, es decir, de las personas recién fallecidas, una moda que existía en tiempos pasados, y que hoy nos parece extraña, pero que se usaba mucho en aquellos días.

Los estudiosos del arte sostienen que Juan Antonio Michelena es el autor del primer collage del arte venezolano ya que pintó el retrato de Ana Joaquina Peña de González Guinán (esposa de Francisco González Guinán), al cual le implantó la fotografía de su esposo en un medallón. Esta obra pertenece a la colección de la Galería de Arte Nacional.


De las obras de José Antonio Michelena nos quedan unas pocas fotografías y una veintena de pinturas. Las más conocidas por los valencianos son los retratos de Juan Uslar y de Arturo Michelena que se encuentra en el Concejo Municipal de Valencia.


Por Luis Heraclio Medina Canelón


M.C. de la Academia de Historia del Estado Carabobo

QOSHE - "Cita con la historia" - Luis Heraclio Medina Canelón Michelena
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

"Cita con la historia"

8 1 0
25.11.2022

Sucede frecuentemente, que cuando un personaje es extraordinario y deslumbrante, opaca a los que ha tenido a su alrededor, pese a que estos son también muy meritorios.

Uno de estos casos es de Juan Antonio Michelena, padre del eximio pintor valenciano Arturo Michelena. Nuestro personaje nació en Puerto Cabello en 1832, hijo de un general liberal de idéntico nombre. Desde muy pequeño aprendió pintura y dibujo en distintas escuelas de Valencia y Caracas, pero es a mediados del siglo XIX cuando ingresa al taller del famoso Pedro Castillo, autor de los murales de la Casa Páez, con quien perfecciona sus técnicas. Allí conocerá a Socorro, la hija de Don Pedro, con quien casará y de esta unión nacerá su famoso hijo Arturo.

Juan Antonio se especializa en retratos al óleo, pero en 1842 llega a Valencia un ruso o francés, Basilio Constantin, quien trae una novedosa técnica para hacer retratos: el daguerrotipo, que es una especie de fotografías primitivas que se hacían sobre vidrio y otros materiales.

........

© Notitarde


Get it on Google Play