We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El satélite que vigilará la subida de los mares se prepara para el despegue

3 0 0
15.11.2019

La crecida de los océanos es una de las consecuencias más severas del calentamiento del planeta. Más de 600 millones de personas viven en terrenos a menos de diez metros sobre el nivel del mar y, para anticipar las consecuencias del aumento, son necesarias mediciones globales que solo se pueden obtener desde el espacio. Con este propósito, la Comisión Europea ordenó la construcción de Sentinel-6, un satélite de última generación que se lanzará el año que viene para incorporarse a la familia de satélites de Copernicus, el programa espacial europeo para observar la Tierra.

Desde 1993, existe un registro preciso del aumento del nivel del mar, gracias a los datos recogidos por una clase de satélites conocidos como altímetros. Sentinel-6 es el último de estos aparatos; se prepara para volar ante la jubilación inminente de los altímetros más antiguos que todavía están en órbita. Los científicos quieren evitar a toda costa que se rompa la continuidad en el registro histórico de datos sobre el aumento global del nivel del mar, ya que permite hacer algunas de las mejores inferencias sobre las consecuencias y también las causas del cambio climático.

“El ascenso del nivel del mar está acelerando, es muy alarmante”, ha dicho Josef Aschbacher, director de Observación Terrestre de la Agencia Espacial Europea (ESA) durante la presentación del satélite en Alemania. “Al comienzo de los años noventa, el océano subía unos tres milímetros cada año, ahora sube cerca de cinco milímetros al año”. Se prevé que una subida de un metro —considerada probable para el final de este siglo— afectaría a cerca de 100 millones de personas.

La crecida de los océanos amenaza con sumergir poblaciones costeras y desplazar a multitud de gente, pero además ya produce erosión, desequilibrio en los ecosistemas........

© Materia