We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

No se puede ver el horizonte

4 0 21
09.01.2019

Años atrás visitaba frecuentemente lo que llamé “rincón de observación”, nombre rimbombante para la humilde esquina de un lote baldío. No obstante, el recodo atesoraba un dulce molle que daba sombra y variedad de yerbas silvestres, entre tréboles, sunchos, daturas. Además, bajo una bolsa de “Pilfrut”, una araña “viuda negra” había hecho su nido; era maravilloso mirarla exhibir su llamativa mancha roja, cuando cada atardecer despertaba a su vida de magnífica depredadora.

Lo más importante de “mi” “rincón de observación” era que ofrecía majestuosa vista al horizonte, consiguiendo que desentierre una costumbre “ancestral” casi en desuso: me volví asidua a la admiración de los atardeceres. Incluso, insomne y noctámbula como soy, aprendí a dormir “temprano” para salir en las madrugadas y también observar la alborada, así, a los increíbles colores fluctuantes del cielo, se sumaba el aire fresco y diáfano del........

© Los Tiempos