We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

No dar chance

2 13 0
05.12.2019

En Cuba todo se fue a bolina como el más averiado de los papalotes en 1959 porque el personaje que han descrito siempre como 'el malo malísimo de la película', Fulgencio Batista y Zaldívar, fue tan soberanamente amable que le dio el chance a Fidel Castro de montársele encima. O sea, le cedió la oportunidad de apoderarse del país en sus mismas narices y con el apoyo de la prensa y del mismísimo Gobierno norteamericanos.

Fidel Castro le atacó a balazo limpio un cuartel militar donde sólo quedaba un hospital en el que sanaban enfermos, y Batista –ese que siempre han llamado dictador– no sólo no lo fusiló, tampoco lo encerró veinte años en una celda tapiada (como hicieron y hacen él y su hermano con los opositores), mucho menos lo desapareció en la polvorienta nada, como después hicieron con él.

Castro y sus compinches, entre ellos........

© Libertad Digital