We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Infancia robada

5 71 0
26.09.2019

Señorita Thunberg –aunque tal vez usted prefiera que le llame "compañerita" o "camarada", yo uso el trato respetuoso de "señorita", porque, pese a su conducta, usted físicamente lo es, según los cánones de la todavía civilizada sociedad occidental–, sé que para una gran cantidad de sus seguidores el hecho de que yo me dirija a usted mediante una carta abierta será considerado una especie de ataque, agresión insoportable o lo que sea, al ser yo una adulta y usted una adolescente (casi en la segunda adolescencia). Lo siento, pero debo dirigirme a usted, y no a sus padres, aunque también. Y aunque no lo crea, mucho lo he dudado, pero me he dicho que debo hacerlo, porque si sus padres no se atreven a detenerla, o les conviene no detener sus impulsos y se sirven de ellos, como según se comenta, alguien tiene que frenarla y ponerla a pensar de manera formal.

Entre todas las barbaridades que usted suelta por su inexperta boca, provenientes de su más inexperto cerebro, todavía en formación, desde que abandonó la escuela, hace más de un año, hay una que no he podido soportar, y que no es posible que se la dejemos pasar.

Usted, niña sueca privilegiada, que lo mismo viaja en primera clase de trenes ultrarrápidos comiendo opíparamente (por cierto, usando envases plásticos) como se desplaza en yates pertenecientes al heredero de una monarquía mitad hollywoodiense cuyo país es un pretendido paraíso fiscal con grandes ventajas impositivas, ha dicho en su histérico y lloriqueante discurso en la ONU que le han –o hemos– robado su infancia, y que cómo nos atrevemos.

Bien, como usted no se informa, y al parecer tampoco le importa demasiado hacerlo, sobre el verdadero sufrimiento de la humanidad, le contaré mediante esta misiva acerca de infancias robadas.........

© Libertad Digital