We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Carta abierta a la OMS y a Unicef

5 27 0
17.10.2019

Señoras y señores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef): es hora ya de que abran los ojos ante las mentiras y desmanes del régimen castro-comunista en Cuba.

Los niños no son felices en Cuba, ni son tratados como niños, ni las epidemias y las pandemias han sido erradicadas; y las vacunas con que tratan a los pequeños, en lugar de salvarlos, los matan, como ha sido el caso reciente de la bebé Paloma Domínguez, y de otro bebé cuyo nombre no ha sido divulgado todavía, y de otros 24 niños que se encuentran en estado grave desde hace algunas semanas.

Por favor, abran los ojos de una vez. Dejen de ser condescendientes con una ideología que ha matado desde el año 1959 en mi país a niños y a adultos mediante múltiples métodos usados por el horror comunista. Ustedes existen para defender los derechos de los niños y vigilar la salud de los pueblos, cumplan con su trabajo y con el mero sentido de su existencia y del deber.

En Cuba, hace mucho tiempo que los niños dejaron de ser "la esperanza del mundo", como escribió el gran poeta, escritor, pensador, y verdadero revolucionario cubano, el más grande de toda América, José Martí. Los niños han pasado a ser, con mayor encono que contra el resto de la población, las víctimas predilectas del castrismo. No puede ser que ustedes no se hayan enterado, que no quieran enterarse. No puede ser que después del hundimiento del remolcador Trece de Marzo, donde fueron........

© Libertad Digital