We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Si Rivera acierta, Ciudadanos yerra

6 0 0
30.06.2019

Tras una larga ausencia de declaraciones, típica de los presidentes de partido en España y deudora de una concepción oriental del Poder, donde el temor al que calla es mayor que al que amenaza, Rivera ha vuelto a escena como era previsible: reafirmando su liderazgo frente a los garicanos. Lo ha hecho con estrépito, delatando que la crisis no era fruto de problemas internos sino de la debilidad estructural de un partido sin más definición ideológica que la que marca el líder. Nada nuevo. Mandarlos a "fundar otro partido para irse al PSOE" recuerda al Rajoy que dijo: "el que quiera irse al partido liberal que se vaya y el que quiera irse al partido conservador, que se vaya". Y se fueron.

La diferencia entre el Rajoy de 2008 y el Rivera de 2019 es que, en aquella época, liberales y conservadores tenían un partido, el PP, que desde 2008 fue una copia borrosa del PSOE y un conjuro contra el PP histórico. Pero Ciudadanos es un proyecto político sin la estructura nacional del PP, capaz de sobrevivir a dos sequías de votos. A Cs lo siguen votando menos que al PP y no tiene estructura para sobrevivir a los errores de orientación.

Este viernes, Alejandro Fernández, líder del PP en Cataluña, dijo en esRadio que el PP "no puede cometer un error más en Cataluña". Es cierto, pero su estructura ha sobrevivido a dos: el que alumbró un partido dizque liberal, Cs, y el que dio a luz un partido conservador, Vox, ambos salidos de aquel PP de los 11 millones de votos. En cambio, cuando Rivera dice que sus críticos "funden un partido y se vayan con Sánchez", no ve que ese partido ya lo ha fundado él, y es el de Manuel Valls. Y que Cs amenaza en toda España con firmar ese pacto con el PSOE que él se niega a sí mismo.

La tamborrada de aplausos encabezada por Villacís y Aguado en el fervorín madrileño olvida que ambos han propuesto o proponen compartir poder con el PSOE, cuya relación con el "sanchismo" no es más que la grotesca diferenciación entre el PSOE con el que no quiere pactar Rivera y el PSOE con el que sí puede pactar y pacta su partido, contra el PP y Vox. Pero ese cambio de prioridad de ser el gran partido español en Cataluña a serlo en toda España heredando la base electoral del PP no pasa por decir que la Izquierda es mala sino que la Derecha es buena. Y eso no se atreve a decirlo un Rivera que no es maricomplejines sino maricomplejones, y que sólo comparte con el PP el pánico a los medios de Izquierda y el odio a los de Derecha. A los que ha dejado el PP, se entiende, que somos poquísimos.

Teresa Giménez Barbat, la........

© Libertad Digital