We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Los pactos de Madrid o el atasco en el Everest

6 128 0
03.06.2019

Pocas imágenes muestran mejor la degradación contemporánea de una actividad que simbolizaba el esfuerzo individual como ese sudoroso pelotón gregario que hemos visto haciendo cola en el Everest para llegar a la cima, igual que los que esperan en la cola de los remontes para poder esquiar un rato. La parte de ese proceso, que celebro, es la democratización y el bienestar que hoy tiene una parte tan grande de la población mundial que lo que hace medio siglo era la foto de Edmund Hillary y su sherpa Tensing, primeros en llegar a la cima y que yo coleccionaba en cromos cuando niño, es algo que muchos entienden como ejercicio, no como reto.

Si la parte positiva es la propiedad extendida y la libertad de disponer de medios y tiempo para hacer algo antaño reservado a una minoría, la negativa es la pérdida de sentido de una vivencia en favor de la foto, contar las veces que uno ha llegado a la cima… tras esperar a que un improvisado guardia urbano himalayo, le dé paso. Como si un automovilista contara las veces que ha cruzado un semáforo. Uno de los colistas del Everest lo había coronado ya siete veces. ¿Para qué? Hay otras montañas altísimas que coronar y donde uno se juega la vida igual, sin peligro de morir aplastado por una avalancha no de nieve sino de alpinistas. Masificación, vulgaridad.

Pocos hechos más dignos de celebrar que el ejercicio de votar en paz a un alcalde de Madrid, o al que presida su Comunidad, que es donde se vive más libremente y la que más aporta al arca común de los españoles. Y no recuerdo una noche de júbilo como la que hace dos domingos tuvieron los votantes del PP, Ciudadanos y Vox al ver que la suma de los tres podía conservar la Comunidad y desalojar a los comunistas del Ayuntamiento.

Sin embargo, en una semana, los votantes se han visto frustrados por los ninguneos, postureos y chulerías de unos políticos que han tardado muy poco en olvidarse de su gran promesa electoral: nada impediría echar a la Izquierda del Ayuntamiento, ni mantener la Comunidad con los impuestos más bajos, la mejor atención sanitaria y la mayor libertad educativa de España, con permiso escolar de Castilla y León, a la que Cs dice ahora que quiere "cambiar de régimen"… e imponer el........

© Libertad Digital