We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Los hijos no son de los padres

8 189 0
20.01.2020

"De ninguna manera", dijo Celaá. A pregunta de Ketty Garat, sobre si no era "judicializar la política" recurrir ante los tribunales el mal llamado "pin parental" en Murcia mientras se inhibe ante el adoctrinamiento racista en Cataluña, la ministra de Educación fue contundente: "Los hijos no son de los padres, de ninguna manera". En España, el Gobierno no cría niños salvo en las casas de acogida por falta de padres en condiciones de hacerlo, y los cría tan mal que acaban, como en Mallorca y por docenas, en redes de prostitución y drogas o, como en Valencia, padeciendo abusos de sus muy oficiales cuidadores, como el marido de la ultraizquierdista Mónica Oltra. En ambos casos, esa educación por prostitución o venopunción está tan acreditada como ocultada por alguna fiscalía de menores, ahora bajo Lola Delgado, relatora y no denunciante de menoreos fiscales en el extranjero.

Una de las trillizas cacofónicas que han debutado como portavozas esta semana, la ministra de Igualdad al modo comunista, o sea, de rabiosa desigualdad, ha encumbrado oficialmente a dos ideólogas, "La Boti" y la Gimeno, de esas charlas extracurriculares contra las que se rebelan tantos padres y madres sensatos, insultados este fin de semana por los opinadores desinformados o descerebrados, que no distinguen entre información sexual y adoctrinamiento de género criminógeno, como que la heterosexualidad es algo que sólo han aceptado históricamente las mujeres por la violencia. Ya que no hay camisas de fuerza para las brillantes pensadoras del Instituto de la Mujer, ¡qué menos que recurrir al derecho de los padres a saber si a su hijo le educan para castrar a su progenitor o castrarse él mismo, y aprobar!

La Boti se jactó en La Tuerka del Vicepresidente -bien ganancial de la ministra- de haber seducido a una alumna de 17 años, y huido con ella a Barcelona, mientras la madre de la menor "la perseguía con la plancha". ¡Qué graciosa es la Boti! Y la Gimeno es la pastosa versión académica de esa famosa lesbiana vegana, muchos años carnicera, que dice junto a su boti que "el gallo viola a las gallinas". Vamos, que las gallinas tienen la misma capacidad intelectual y volitiva, el mismo cerebro y........

© Libertad Digital