We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La cúpula judicial prosigue, siempre por unanimidad, la demolición del régimen constitucional

6 323 0
13.10.2019

Muy probablemente, mañana dará un gran paso la demolición del régimen constitucional del 78 por la cúpula judicial (T. Supremo y T. Constitucional) que empezó con la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985, epítome de la sentencia de Rumasa, y, tras los repartos de jueces del CGPJ, alcanzó su pico de infamia en la sentencia del 11M, un "himalaya de mentiras", como definió Besteiro la Guerra Civil contada por los suyos.

Ahora llegará la tabarra de "cerrar heridas", "buscar salidas", "tender puentes", "abrir cauces para el diálogo" y, sobre todo, "acatar la sentencia judicial", o sea, como dije la semana pasada, ovacionarla. La unanimidad mediática debe coronar la unanimidad judicial y la casi total unanimidad de los partidos políticos, como en el 11M. Los ayer conspiranoicos, seremos golpistas mañana por pedir más severidad contra el Golpe. "La mentira es la primera de las fuerzas que mueven el mundo", dijo Revel. Y lo clavó.

En pocos días, el Tribunal Supremo, en dos salas distintas, pero no muy distantes, la de lo Penal y la de lo Contencioso-Administrativo, habrá condenado a Franco por el delito de rebelión contra el orden revolucionario del Frente Popular hace 80 años, ordenando su exhumación y entierro donde diga el Gobierno, contra el deseo de la familia y tomando la abadía donde yacían sus restos hace 44 años. A cambio, habrá absuelto del delito de rebelión a los golpistas de Cataluña hace dos, que según los marchenas habrían cometido un delito de sedición contra el orden público, no de rebelión contra el orden Constitucional. El juez instructor Llarena, los cuatro fiscales, el abogado del Estado cuando lo hubo (Edmundo Bal) confundieron absurdamente una algarada con un golpe de Estado. Y que, en justo castigo a su ceguera, quedarán unánimemente desacreditados.

Resulta que, unánimemente confundidos por la brutal elocuencia de los hechos probados y ayunos de la astuta ceguera de la casta politijudicial, el juez instructor, la fiscalía y la abogacía del Estado coincidieron en que, al producirse la anulación de derechos constitucionales en el Parlamento Catalán el 5 y 6 de Septiembre, al celebrarse violentamente el referéndum ilegal, al cercar y asaltar la consejería de Hacienda haciendo huir a los funcionarios, y al proclamarse la independencia de la República Catalana, con la complicidad de los Mozos de Escuadra, se produjo un Golpe de Estado y se incurrió, según el Código Penal, en el delito de rebelión por "declarar la independencia de una parte del territorio nacional", y encima,........

© Libertad Digital