We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El Gobierno del Escollo y la Constitución como único escollo del Gobierno

2 150 0
22.07.2019

Hace tres años, en su gran libro Camino al 18 de Julio, publicado en los 80 años del inicio de la Guerra Civil, Stanley G. Payne dividió las causas de la autodestrucción republicana en tres áreas: la económica, la político-institucional y los liderazgos políticos. Y queda meridianamente claro que, de las tres, la menos importante en apariencia, los políticos y sus caracteres psicológicos, fue la decisiva para llevarnos a la guerra civil.

Hay un elemento clave en las dificultades de asentamiento de la II República: la violencia a la que nunca renunciaron las izquierdas para imponerse. Y tras el pucherazo de las elecciones de Febrero, archidemostrado por Villa y Álvarez Tardío, que fue en definitiva una expresión de violencia contra los partidos de derecha, llegó la llamada "primavera trágica del 36", con la avalancha de ocupaciones de fincas prohibidas y respaldadas a la vez por el Gobierno, el cambio de Jefe del Estado sobre la marcha y contra la Ley -Azaña por Alcalá Zamora- y los centenares de asesinatos políticos ante los que los gobiernos elegidos por ambos entre amigos dóciles, no sólo se mostró indiferente, sino que, en palabras del Presidente del Gobierno Casares Quiroga, se proclamó "beligerante".

"Contra el fascismo", añadió el fatuo y necio Casares. Pero para aquella Izquierda que, como recuerda Payne, ni siquiera condenó la invasión de Etiopía por Mussolini, el "fascismo", irrelevante en la España de 1936 -44.000 votos, el 0´7 del censo, en las elecciones de Febrero- e inexistente en la de 2019, es la excusa comunista que justifica cualquier atropello de la legalidad y el imperio de su violencia.

Pablo Iglesias, que pasó este 19 de Julio, aniversario del abandono definitivo de la legalidad por la II República, de ser el Escollo para la investidura de Sánchez a colocar comunistas en el Gobierno de España por primera vez desde la Guerra Civil, proclamó la "alerta antifascista" en Andalucía cuando los tres partidos de centro-derecha lograron mayoría parlamentaria. Y Carmen Calvo, inventora del feminismo retrosocialista, llamaba a los opuestos a investir a Sánchez "Frente de obstrucción a la democracia". El fascismo siempre son los otros. La democracia, siempre ellos. Eso es la Izquierda y no da más de sí. Tampoco menos: Iglesias ha pasado de ser el Escollo para el Gobierno a formar el Gobierno del Escollo.

La de Cabra explicará cómo Iglesias pasó en un minuto de escollo a padrino de la democracia. Lo hará a su manera ostentórea, a coces con la Historia y a palos con la........

© Libertad Digital