We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La coalición que quiere Iglesias

1 6 0
08.11.2019

Para todos aquellos que intentan demostrar que la izquierda y el nacionalismo son incompatibles, el caso de Podemos es un hueso especialmente duro de roer. Lo fue desde el principio, aunque entonces iba de no ser de izquierdas ni de derechas. Pero en cuanto tuvo estructura para presentarse a unas elecciones de ámbito nacional, se vio que allí donde había nacionalismo excluyente se nutría de grupos y personas procedentes, próximos o afines a aquel. En ningún caso contrarios. Ocurrió así en el País Vasco, en Galicia y en Cataluña, y se pudo pensar, entonces, que no era tanto una opción deliberada, sino fruto de la necesidad organizativa. Sin embargo, a medida que fue abandonando el disfraz populista, el rasgo temprano se afianzó. No era la suya una aproximación instrumental al nacionalismo disgregador. Era el resultado de una concepción política. Pese a que nunca está claro, en Podemos, dónde empieza y dónde........

© Libertad Digital