We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El PP sin competencia

1 0 0
19.09.2019

Uno puede no ser fan del multipartidismo y no añorar tampoco la Edad de Oro. Aquella supuesta época dorada –siempre es mítica– en que dos partidos se repartían el pastel y no era tan complicado lo de las investiduras. Entonces, con la competencia entre partidos prácticamente limitada a dos grandes superficies –una en la izquierda, otra en la derecha–, parece, visto desde ahora, que todo rulaba mejor. O de forma más estable y predecible. Sin la tensión extra que introducen las constantes tentaciones de dar el sorpasso al competidor y las reacciones de los amenazados para triturar a ese competidor que les quita los que consideran sus votos.

De los problemas que ha traído la existencia de más competidores en un mismo campo político se ha dicho ya mucho. Desde abril, se habla sobre todo del lastre que supone la fragmentación para la derecha. Porque ahí la competición no es sólo entre dos, como en la izquierda, sino entre tres. Pero de lo que se habla menos es de si algún efecto de esta........

© Libertad Digital