We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Correctores de anomalías

9 66 0
25.10.2019

Entre los impulsores y partidarios del espectáculo exhumador hay, grosso modo, dos tipos de actitudes. Están, de un lado, los que se sienten vindicados y siguen el asunto con redoble de pasión. La mayoría no conocieron el franquismo ni el antifranquismo. Es la situación de la socialista Adriana Lastra, que el día antes ponía trepidante en Twitter: "23 horas para sacar al dictador". La diputada asturiana es muy representativa de este subgrupo. No sacaron al dictador en vida –no lo sacó nadie en vida, en realidad–, pero el traslado de sus restos les provoca entregarse a juegos de fantasía sustitutiva. Lo dice todo, impúdicamente, la fórmula utilizada: "Sacar al dictador".

En el caso de Lastra y próximos hay que tener en cuenta el peso específico de una ausencia, la del PSOE de la oposición activa, dentro de........

© Libertad Digital