We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Los meses de Querétaro

3 0 0
28.10.2021

Nombre de usuario o dirección de correo

Contraseña

Recuérdame

Ignacio Marván Laborde

Cómo hicieron la Constitución de 1917

Ciudad de México, Secretaría de Cultura/fce/cide, 2017, 312 pp.

Desde el siglo XIX, México, como otros países latinoamericanos, produjo una exquisita tradición constitucional que parecía compensar su larga historia de revueltas y asonadas. Clemente de Jesús Munguía, Mariano Otero, Jacinto Pallares, Mariano Coronado o Emilio Rabasa serían solo algunos nombres ineludibles. A partir de 1910, esa pareja gravitación hacia el cambio y la ley alcanzó su modalidad más plena con la idea de una revolución constitucionalista. Antes de que Venustiano Carranza la formulara en el Plan de Guadalupe, en marzo de 1913, los principales programas revolucionarios, el de San Luis Potosí de Francisco I. Madero o el de Ayala de Emiliano Zapata, suscribían aquel constitucionalismo por medio de la apelación a la que el primero llamaba “Carta Magna” y el segundo “inmortal Código del 57”.

El más reciente estudio de Ignacio Marván sobre el Congreso Constituyente de Querétaro y sus delegados, ilustra la siguiente paradoja que algunos solo creen válida para el caso norteamericano: todas las revoluciones modernas han sido constitucionalistas. Pueden comenzar invocando la legitimidad de una constitución histórica o de una constitución antigua, violada por el último despotismo, como en Francia o en Estados Unidos, pero acaban siempre diseñando una nueva constitución para un nuevo Estado, como en la urss o en China. El........

© Letras Libres


Get it on Google Play