We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La descolonización literaria

1 0 0
13.11.2021

Nombre de usuario o dirección de correo

Contraseña

Recuérdame

Rafael Olea Franco

La lengua literaria mexicana: de la Independencia a la Revolución (1816-1920)

Ciudad de México, El Colegio de México, 2019, 258 pp.

El académico mexicano Rafael Olea Franco ha sido un lector acucioso y fiel de Jorge Luis Borges durante muchos años. Y como Borges, que la utilizó como primera palabra en dos de sus títulos más conocidos, Historia universal de la infamia (1935) e Historia de la eternidad (1936), piensa la literatura en diálogo con la historia. Prueba de ello son sus estudios sobre Mariano Azuela y Martín Luis Guzmán, la representación estética de la Decena Trágica o las imágenes de Emiliano Zapata en la literatura mexicana.

El libro más reciente de Olea Franco es una indagación sobre la que llama “lengua literaria mexicana” en cinco novelas canónicas: El Periquillo Sarniento (1816) de José Joaquín Fernández de Lizardi, Astucia (1866) de Luis Gonzaga Inclán, Los bandidos de Río Frío (1891) de Manuel Payno, Santa (1903) de Federico Gamboa y Los de abajo (1920) de Mariano Azuela. El estudio avanza por medio de un análisis de la prosa de aquellos escritores, atendiendo a la forma en que los giros idiomáticos del español hablado en México y el contexto histórico del país se plasman en el texto.

El punto de partida conceptual de Olea Franco es una definición flexible de “lengua literaria mexicana”, que resume el diálogo entre literatura e historia que caracteriza a su proyecto académico. Esa “lengua” tiene que ver con los “mexicanismos” y modalidades del habla mexicana dentro del idioma castellano, pero también con........

© Letras Libres


Get it on Google Play