We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Un islam democrático. Entrevista con Fareed Zakaria

2 0 0
16.06.2022

Nombre de usuario o dirección de correo

Contraseña

Recuérdame


En su libro The Future of Freedom usted vaticinaba, considerando la retórica de corte reformista del entonces presidente Jatami, que Irán podría convertirse en una “democracia secular que combine la reforma y la revolución”. Al ver cómo se han desarrollado las cosas, ¿le sorprende la elección de Ahmadineyad y su posterior discurso belicista?

En cierto sentido me sorprendió, pero en otro no. Me sorprendió que, en una elección imperfecta y deficiente, los iraníes eligieran a Ahmadineyad. Pero recuerde que uno de los temas de mi libro es la propensión de los liberales a ser un grupo acorralado y embestido dentro de las sociedades en transición en casi cualquier lugar. Los liberales no suelen ser el grupo que gana las elecciones. Ellos institucionalizan la libertad, crean una sociedad civil y difunden la causa de la libertad, pero muchas veces no son el grupo que más atrae a las masas. Ahmadineyad es un ejemplo perfecto de un demócrata no liberal, si advertimos que cuenta sin duda con un gran atractivo popular. Además de esto, ha sido capaz de utilizar una serie de métodos para granjearse ese tipo de fascinación: el populismo, el nacionalismo, la xenofobia, el antisemitismo. Éstas son viejas armas en el arsenal de los demagogos.

Pero la razón por la cual no estoy demasiado desalentado es que nunca puedes predecir el tiempo que requerirá el proceso histórico que describo en mi libro. Los procesos de liberalización y modernización pueden ser bastante largos y bastante accidentados. Irán aún tiene, diría yo, algunos elementos fundamentales para una transición hacia un futuro más liberal y más democrático. Tiene una población urbana, una clase media educada, una verdadera intelligentsia, y sobre todo, tiene la experiencia de un fundamentalismo que ha sido básicamente negativo y, por ende, a diferencia del resto del Medio Oriente, donde el fundamentalismo tiene un gran encanto y poder de seducción, en Irán no existe ya la posibilidad de seducir así. Puede existir la seducción del populismo, de la pureza, pero el atractivo primordial de la religión mezclada con la política no existe en Irán. Así pues, yo sostendría que dentro de cinco años o diez años veremos un Irán con una política más moderna en comparación con el resto del Medio Oriente, un Irán en que la religión se sitúe más en el reino privado, a diferencia de lo que sucede en el resto de la región.


Usted ha apostado por la contención pragmática cuando se habla de Irán. ¿Un golpe militar contra Irán sería una opción? ¿Qué se puede hacer para impulsar el surgimiento del Irán que acaba de describir?

Estoy impresionado por una extraña paradoja. Por una parte, parece obvio que no podemos embarcarnos en una operación militar contra Irán. Estamos atascados en Iraq y el gobierno se encuentra en su punto más bajo de credibilidad y de capital político a nivel mundial. Las condiciones para un ataque de esa naturaleza no están dadas. Por otra parte, existe una gran discusión en torno al tema. Se habla de ello en Washington, y se percibe mucho miedo en Irán. Acabo de estar con Akbar Ganji, uno de los disidentes iraníes más famosos, y él me decía que en Irán hay mucha preocupación y temor por la posibilidad de un ataque. Así que la paradoja es ésta: si resulta tan obvio que este ataque no puede ocurrir, ¿por qué todos hablan del tema? Yo espero que el gobierno esté apostando por una suerte de elaborado juego de presión y alardeo. No creo que sea posible concebir que los sectores más duros, los Cheneys del mundo, triunfen en este caso. El argumento más importante contra una operación militar en Irán consiste en escuchar a los liberales iraníes. Ellos dicen que nada ayudaría más a Ahmadineyad y a los que mantienen una postura recalcitrante que un ataque militar. Esto permitiría a los duros conseguir el apoyo de la nación entera y convertir la situación en un asunto de nacionalismo iraní.


........

© Letras Libres


Get it on Google Play