We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Trifecta conservadora

2 0 0
16.05.2022

Nombre de usuario o dirección de correo

Contraseña

Recuérdame

En mayo de 1995, la portada del Time anunciaba la llegada de Ralph Reed a la política estadounidense. En el reportaje, el director de la “Coalición Cristiana” se dice dispuesto, una vez cumplida la emblemática edad de 33 años, a modificar de manera definitiva la agenda social de su país. “Los grupos cristianos conservadores son ya lo suficientemente grandes, diversos y significativos como para que los partidos políticos sigan sin hacerles caso”, declaró en una entrevista que hoy se lee como una auténtica profecía. Fred Sellers, director de la Coalición de Reed en el conservador estado de Oklahoma, se suma al discurso con otra asombrosa perorata: “Sólo nosotros podemos restaurar a la nación; sólo nosotros, los creyentes cristianos en el fragor de la batalla.” Reed concluye, tajante: “Si la Coalición crece lo suficiente, entonces todos los candidatos presidenciales tendrán que ser profamilia [N del A: eufemismo de eufemismos] y tendrán que venir hacia nosotros.” Y así fue.
Desde los tiempos de Reed, la derecha cristiana conservadora ha trabajado afanosamente para convertirse no sólo en un polo ideológico de ideas claras y contundentes sino, más importante aún, en el punto de inflexión de la política estadounidense: el bloque sine qua non de los procesos electorales. Astuto como es, Reed sabía que la única manera de imponer una agenda es convertir a los votantes que la respaldan en indispensables (una oportunidad muy similar se presenta, cada vez más, entre la población hispana; lo que hace falta, como siempre, es un Ralph Reed). El cálculo resultó lapidario: George W. Bush no habría llegado a la presidencia sin el apoyo de los cuatro millones de votantes ultraconservadores que se presentaron a las urnas para rechazar el matrimonio entre homosexuales y, por añadidura, tachar el........

© Letras Libres


Get it on Google Play