We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El fin del relajo

4 0 0
02.07.2022

Nombre de usuario o dirección de correo

Contraseña

Recuérdame

Cuando uno va al futbol, lo último que quiere es pensar. Pero el ambiente en el Estadio Azteca durante el partido del miércoles lo hizo inevitable. El pulso de la multitud me remitió, de entrada, a otros tiempos en los que, sin ánimo de caer en romanticismos fáciles, la convivencia en las gradas, la fila para las cervezas y hasta la frecuencia y ardor de las arengas del “respetable” se sentían distintos. La afición del 2009 —o al menos la del 12 de agosto, contra Estados Unidos— era una fanaticada tensa más allá de la importancia del partido. En mi zona del estadio presencié al menos cinco intercambios de gritos por una bolsa de botana o un par de cervezas. Por largos lapsos del partido, el estadio se perdió en un silencio ominoso. Era como si la afición esperara que, dados los tiempos que vivimos, la selección perdiera como nunca había perdido. Sin importar la historia de asombrosa invulnerabilidad del equipo en el Azteca (aquí, ni Brasil), la gente había tomado asiento con el mismo........

© Letras Libres


Get it on Google Play