We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Disney, cuadro por cuadro

6 0 0
07.04.2022

Nombre de usuario o dirección de correo

Contraseña

Recuérdame

Walt Disney parece no conocer la perversión. Si bien es cierto que dentro de sus decenas de películas de corto y largometraje aparecen algunos villanos amenazantes, sus personajes son, mayormente, angelicales. La gran mayoría protege y promueve los valores familiares. Una buena cantidad hasta se da el lujo de tener pareja: hay una Minnie para Mickey, una Daisy para Donald, y hasta una dientona Clarabella para el caballo Horacio. Además de promover la sana unión de los personajes, Disney aplaude la actitud paternal (aunque nunca, curioso dato, de padres a hijos). Ahí está Donald cuidando, con poca pero pertinaz paciencia, a sus tres sobrinos; Daisy haciendo lo propio con las suyas y Tribilín cuidando de su sobrino Gilberto. Por ahí se esconden, es cierto, algunas bajas pasiones: el Tío Rico McPato cuenta, avaro y ambicioso, sus monedas; Donald es irascible y le teme al compromiso. Pero aun así, los personajes creados por Disney están lejos del humano desequilibrio de las caricaturas de la Warner, donde hay grandes perdedores (El Coyote, Silvestre, Elmer) y engreídos ganadores (Bugs Bunny, Piolín o el insoportable Correcaminos). La galería de creaciones de Disney está llena de optimismo y limpieza que rechina.
Pero no todo es miel sobre hojuelas. El incierto mundo de las leyendas urbanas, que se difunde con una velocidad deliciosa en Internet, esconde una historia que se aleja de la pureza de Disney y se acerca al territorio del........

© Letras Libres


Get it on Google Play