Por Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello

Esta semana, dimos a conocer el tercer estudio de una serie en la que estamos analizando de qué forma impactarán las reformas constitucionales y los anuncios de reformas hechas por el gobierno en diversos sectores de la salud.

Esta vez analizamos qué ocurrirá con las listas de espera de los pacientes de Fonasa y, a diferencia de los dos estudios anteriores, solo analizamos el escenario de un sistema en el que no existen las Isapres, manteniendo la modalidad de libre elección de Fonasa (MLE). Esto, luego de que el director de Fonasa cambiara su postura original y afirmara en las últimas semanas que este sistema se mantendrá cuando se implemente el sistema de salud universal.

El estudio “¿Qué pasará con las listas de espera de los beneficiarios del Fonasa y del nuevo Sistema Nacional de Salud?”, evidenció que con 315.944 personas en listas de espera en intervenciones quirúrgicas no GES, se estima un crecimiento potencial entre el 9,4% y el 71,7% cuando las Isapres desaparezcan, si se mantiene la actual demanda de estos afiliados, manteniendo la Modalidad de Libre Elección para los exbeneficiarios de estas.

Respecto del actual sistema, se constató que entre 2016 y 2021, a pesar de que el presupuesto público aumentó en un 40,3%, las listas de espera no GES han empeorado, particularmente en las regiones, con un aumento absoluto de 405.449 consultas nuevas en espera; y en el caso de listas de espera de cirugías, un aumento absoluto de 44.896.

En el caso de las consultas médicas de especialidad, si un 100% se realizará a través de la modalidad de libre elección de Fonasa, el impacto presupuestario sería de $100.619 millones adicionales de gasto, que equivalen al 68,1% del aporte Fonasa MLE en consultas médicas de todo el año 2021.

Si bien este mayor gasto se podría financiar con el 7% de cotizaciones de salud, de no mediar mejoras en la cobertura de la modalidad de libre elección, se terminará incumpliendo lo señalado por el director de Fonasa, en el sentido de que se mantendrá la calidad y oportunidad de la atención para los exbeneficiarios de Isapres.

Sin reformas profundas previas a estos cambios, es posible prever un incremento de las listas de espera que terminará perjudicando a todos. Este es uno de los problemas más importantes que los legisladores y la autoridad deberán tener presente al momento de legislar. Este proceso, además, se debe hacer escuchando todas las opiniones y recibiendo insumos técnicos.

En un aspecto tan sensible para la ciudadanía como las listas de espera, resulta imprescindible insistir que una reforma de salud requiere de una muy bien diseñada transición, que considere no sólo la variable tiempo, si no que metas e indicadores que den cuenta de una mejora real en la calidad de la atención que reciben los pacientes.

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

QOSHE - Reforma en salud podría colapsar las listas de espera - Héctor Sánchez
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Reforma en salud podría colapsar las listas de espera

11 1 0
29.07.2022

Por Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello

Esta semana, dimos a conocer el tercer estudio de una serie en la que estamos analizando de qué forma impactarán las reformas constitucionales y los anuncios de reformas hechas por el gobierno en diversos sectores de la salud.

Esta vez analizamos qué ocurrirá con las listas de espera de los pacientes de Fonasa y, a diferencia de los dos estudios anteriores, solo analizamos el escenario de un sistema en el que no existen las Isapres, manteniendo la modalidad de libre elección de Fonasa (MLE). Esto, luego de que el director de Fonasa cambiara su postura original y afirmara en las últimas semanas que este sistema se mantendrá........

© La Tercera


Get it on Google Play