Se podría cuestionar el porqué tardaron tanto tiempo la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que encabeza David Aguilar Romero, y el director general de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), Gabriel Székely, en firmar el acuerdo para que varias empresas del sector de telefonía móvil usen sus alcances tecnológicos para combatir el spam y proteger a los usuarios de mensajes no solicitados.

Hoy son un verdadero dolor de cabeza las prácticas que usan las empresas de muchos sectores para enviar mensajes sin consentimiento, principalmente por instituciones financieras, al grado que esta estrategia ya la usan los políticos para hacerse presentes entre la sociedad, donde lo delicado de estos últimos es que podría ir en aumento en tiempos electorales que hoy vivimos. En este pacto llamado “Acciones para la prevención de spam en comunicaciones móviles”, están Altan Redes, Alestra Servicios Móviles, AT&T, izzi Móvil, Telcel y Movistar y, por supuesto, permeará a los rincones de quienes estén en este sector.

Y aunque este acuerdo establece compromisos concretos para prevenir la proliferación de mensajes no solicitados. El spam, definido como cualquier comunicación electrónica no deseada, puede afectar negativamente la experiencia de los usuarios de telefonía móvil, generando molestias y distracciones no deseadas. Pero también se presta para concretar un fraude de grandes dimensiones.

Las claves estarán en que cada operador se compromete a establecer reglas operativas para filtrar mensajes no deseados y a utilizar sistemas antispam. Además, se acordó que cada operador solicitará la identidad jurídica de los grandes usuarios que deseen enviar mensajes directos o a través de agregadores, fortaleciendo así la transparencia en las comunicaciones. Quizá esto se tenga que consolidar, pero hoy usted puede aún estar recibiendo esos mensajes no deseados, así que bloquear y no dar click será de momento su mejor arma ante esta indefensión.

Deberá ser un pacto que se tenga que ir puliendo para mejorar la calidad de los servicios de telecomunicaciones y proteger a los usuarios de la molestia del spam, salvaguardando, como debe de ser, los derechos de los consumidores en el sector. Aplaudible que se haya concretado esta colaboración para abordar los desafíos emergentes en el mundo de las telecomunicaciones. La Profeco debe fortalecerse, porque no tendrían que ser los usuarios quienes inscriban los números en el Registro Público para Evitar Publicidad (RPEP), sino sus recursos legales y herramientas para desempeñar una experiencia de excelencia y calidad de telecomunicaciones más segura y sin interrupciones.

Se entiende que también tendrán que estar en esto las operadoras móviles virtuales (OMV), la cuales hemos enumerado, no sólo algunas destacan por su deficiente servicio que ofrecen, sino por instrumentos legales deficientes permitiendo el spam. Consolidar los alcances de esta firma se tendrán que dejar sentir en cada uno de los usuarios de telefonía móvil.

Derechos laborales en Atento. El Gobierno de México ha aceptado a revisión las condiciones laborales en la planta de la empresa Atento Servicios, que se encuentra en el estado de Hidalgo, a través del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). De parte de nuestro país se ha dado puntual seguimiento a estas peticiones, ya que en el pasado hacían ver mal a México frente a estos alegatos. Ahora se ven desde el punto de vista laboral como parte de los acuerdos para tener una mejor armonía en empresas que están involucradas en el T-MEC. En este caso se señala una presunta negación de derechos de libertad de asociación y negociación colectiva. La solicitud fue presentada por el Gobierno de Estados Unidos el 19 de enero, estando involucradas la Secretaría de Economía, que comunicó la aceptación de la solicitud, y la Secretaría del Trabajo, que investigará e emitirá una determinación sobre las condiciones laborales en la planta de Atento.

Unifin resucita. Desde Unifin Financiera nos presumen que, finalmente, se concretó un exitoso proceso de concurso mercantil, luego de un año insufrible para sus acreedores. Ellos lo destacan como un logro, pero los que realmente lo padecieron son a los que les dejó de pagar sus compromisos asumidos, incluso aquéllos donde tenía presencia publicitaria, los cuales estaban atentos a nuestra columna y hasta trataron de intimidar a nuestras fuentes que nos hacían saber la situación en esta firma, al grado también que fue un penoso caso, que fue noticia en la categoría de automovilismo de la Formal Uno, de donde tuvo que salir por la puerta de atrás. El Juzgado Primero de Distrito en Materia de Concursos Mercantiles en Ciudad de México emitió una sentencia definitiva, dando el palomazo al convenio concursal presentado por Unifin; en él también entran los créditos reconocidos y adeudos anteriores al concurso mercantil. Lo interesante es ver si se cumple lo firmado, porque en el pasado ya hubo promesas que nada más no pudieron cumplir.

QOSHE - Pacto para terminar con el deleznable spam - Julio Pilotzi
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Pacto para terminar con el deleznable spam

22 0
31.01.2024

Se podría cuestionar el porqué tardaron tanto tiempo la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que encabeza David Aguilar Romero, y el director general de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), Gabriel Székely, en firmar el acuerdo para que varias empresas del sector de telefonía móvil usen sus alcances tecnológicos para combatir el spam y proteger a los usuarios de mensajes no solicitados.

Hoy son un verdadero dolor de cabeza las prácticas que usan las empresas de muchos sectores para enviar mensajes sin consentimiento, principalmente por instituciones financieras, al grado que esta estrategia ya la usan los políticos para hacerse presentes entre la sociedad, donde lo delicado de estos últimos es que podría ir en aumento en tiempos electorales que hoy vivimos. En este pacto llamado “Acciones para la prevención de spam en comunicaciones móviles”, están Altan Redes, Alestra Servicios Móviles, AT&T, izzi Móvil, Telcel y Movistar y, por supuesto, permeará a los rincones de quienes estén en este sector.

Y aunque este acuerdo establece compromisos concretos para prevenir la proliferación de mensajes no solicitados. El spam, definido como cualquier comunicación electrónica no deseada, puede afectar negativamente........

© La Razón


Get it on Google Play